2018: un nuevo mundo de posibilidades para los pagos

El sector de los pagos no es un sector simple: se trata de un ecosistema complejo e intrincado que incluye muchos actores regidos por regulaciones, procedimientos y estándares.

Los pagos también son una cuestión de personas, de innovación y una piedra angular para cualquier empresa. Nunca dejan de evolucionar y seguir las tendencias. Por ejemplo, ¿sabías que, en solo un año, el número total de pagos no monetarios en la Unión Europea ha crecido un 8,5 %, lo que representa alrededor de 122.000 millones?

¿Cómo podemos explicar esta rápida evolución? En primer lugar, los pagos se consideran un paso molesto y los consumidores ya no quieren pagar. Actualmente, el uso se impone a la propiedad. Los consumidores no quieren pagar un taxi, sencillamente abren una aplicación y reservan un taxi. En segundo lugar, los consumidores no quieren esperar, quieren utilizar el servicio de inmediato, ya sea la compra de alimentos o la transmisión de contenidos multimedia. Finalmente, lo que todos los consumidores consideran aburrido es el acto de pagar.

Al asociar este hecho con el surgimiento de las nuevas tecnologías, el sector de los pagos ha entrado en una nueva era de digitalización e innovación en la que ya son posibles muchas formas alternativas de pagar, como usar la cara o el reconocimiento ocular.  Este es el nuevo terreno de operaciones de las Fintech.

¡Veamos qué nos espera en los próximos años!

1 – Las API impulsan todo el sector de las Fintech

Las API (interfaces de programación de aplicaciones) permiten que las startups creen productos más rápido y potencian los motores de innovación de las Fintech. El enfoque basado en las API permite a las nuevas empresas tecnológicas innovar mucho más rápido en sus plataformas integradas.

Ahora, debido a la entrada en vigor de la nueva Directiva de Servicios de Pago (PSD2), los bancos abrirán sus API a otros actores, como las Fintech. Esto supone una gran oportunidad para la innovación, ya que permitirá a los desarrolladores adherirse a las API de los bancos y crear soluciones de aplicaciones personalizadas muy específicas. ¿La principal consecuencia? ¡Una experiencia del usuario aún más integrada!

La banca abierta crea valor a través de las interacciones, como sucede en un hormiguero. Docenas de servicios que cobran sentido mediante las interacciones se convierten en una inteligencia colectiva.

2 – La idea de la PSD2 es abrir el mercado y crear oportunidades para los actores del sector de los pagos

El objetivo de la nueva directiva es abrir el mercado y generar nuevas oportunidades para los actores del sector de los pagos. La implementación de aplicaciones de otras empresas, tal y como permite la PSD2, puede tardar un tiempo en hacerse realidad.

3 – El Big Data es un desafío crucial para el sector de los pagos

El Big Data afecta a todos los sectores y especialmente a los pagos. El Big Data juega un papel fundamental: no solo permite prevenir el fraude o la insolvencia, sino también predecir qué método de pago será más eficaz en una determinada transacción. Además, el Big Data ayuda al sector de los pagos al pronosticar el abandono de los clientes, y también mejora y automatiza tanto el conocimiento del cliente como la atención que recibe.

Todos estos cambios suponen asimismo un desafío en la vertiente legal.

4 – Las nuevas regulaciones protegen los intereses de los consumidores y las empresas

Las diferentes normativas de la UE sobre el sector de los pagos tienen el objetivo de asegurar los derechos: la protección de los datos personales, la garantía de que los fondos están protegidos o la lucha contra los fraudes en los pagos.

La introducción de todos estos nuevos reglamentos puede percibirse como una amenaza, aunque juegan un papel central para proteger los intereses de los consumidores y las empresas.

La nueva normativa europea PSD2 y todas las tendencias y hechos que hemos mencionado nos prepararán para entrar en un nuevo mundo de posibilidades.

Las API y la Directiva PSD2 ofrecen una oportunidad única para pasar al siguiente nivel y aportar más instantaneidad y personalización a las experiencias que esperan los consumidores y comerciantes.

Jèrôme Traisnel, CEO y co-fundador de SlimPay

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *