Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/23/d657038826/htdocs/clickandbuilds/GrupoNED/wp-includes/post-template.php on line 284

3 cosas que debes saber si eres joven y quieres comprarte una casa

Con los alquileres cada vez más disparados, no son pocos los jóvenes que se plantean si ha llegado el momento de comprarse una vivienda. Y es que actualmente, dado el bajo interés de los préstamos hipotecarios, se paga menos por una casa en propiedad que por un alquiler. Pero ¿los milenials realmente pueden permitirse adquirir un inmueble? Y de ser así, ¿les resulta más complicado o se les ofrecen facilidades? Desde el comparador de hipotecas HelpMyCash.com nos dan las tres claves que hay que tener en cuenta para averiguarlo.

  1. ¿Hipotecas sin ahorros? Solo para los que cobran más

La primera tiene que ver con los ahorros. Lógicamente, al no llevar muchos años dentro del mercado laboral, la mayoría de los jóvenes aún no ha tenido tiempo de acumular el suficiente dinero para pagar los gastos de escrituración de la compraventa y de la hipoteca (entre un 10% y un 12% del valor de la vivienda) más el 20% del inmueble que el banco no suele financiar.

Sin embargo, según un estudio de HelpMyCash.com, ciertas entidades bancarias están dispuestas a financiar más del 80% del precio de la casa o piso si el solicitante cuenta con un perfil muy bueno: ingresos elevados, cierta antigüedad en la empresa, sin deudas vigentes ni impagos, más de un titular… En ese sentido, ayuda haber estado un tiempo pagando un alquiler alto, pues así el banco se asegura de que el futuro prestatario es capaz de hacer frente a un abono mensual elevado sin problemas.

Pero hasta en estos casos será necesario contar con una cierta cantidad de dinero ahorrado para pagar lo que el banco no cubra más los gastos de escrituración. Si no se dispone de esa suma, no conviene financiarla con un préstamo personal, dado que eso aumentaría notablemente el total a pagar cada mes.

  1. Mejor contratar la hipoteca ahora

Otro punto que genera incertidumbre tanto a los jóvenes como a los más maduros es la evolución del mercado hipotecario. Dentro de unos meses, se espera que se promulgue una nueva ley que obligará a los bancos a asumir casi todos los gastos de constitución de las hipotecas y abaratará algunas comisiones. Por ello, no son pocos los compradores que quieren esperar al año que viene para no tener que hacer frente a estas costas.

Sin embargo, desde el comparador HelpMyCash.com avisan de que esperar podría ser contraproducente, pues es muy probable que la banca encarezca sus hipotecas para compensar el pago de los gastos citados anteriormente. De hecho, algunas entidades como Deutsche Bank o EVO Banco ya han empezado a subir el interés de sus préstamos hipotecarios.

Y en el caso concreto de las hipotecas fijas, también es probable que estemos ante la última oportunidad de conseguir un interés de alrededor del 2% a 20 años. ¿El motivo? El euríbor lleva varios meses al alza y, en principio, alcanzará valores positivos en el segundo semestre de 2019. Por lo tanto, al mejorar los ingresos percibidos a través de sus hipotecas variables, es posible que a los bancos ya no les interese incentivar tanto sus tipos fijos y decidan subirlos.

  1. Impuestos más baratos en algunas CCAA

Finalmente, desde HelpMyCash.com destacan que en varias comunidades autónomas se ofrecen ciertos incentivos a los jóvenes que quieren comprarse una casa, ya sea con hipoteca o al contado. La ayuda más llamativa es la bonificación sobre el impuesto de transmisiones patrimoniales onerosas (ITP), el tributo que hay que abonar cuando se adquiere una vivienda de segunda mano.

El ITP suele oscilar entre el 6% y el 10% según la comunidad autónoma, pero los milenials pueden ahorrarse buena parte del impuesto en algunos casos. Por ejemplo, a los catalanes menores de 35 años se les aplica un 5% en vez de un 10%, los valencianos que no llegan a esa edad pagan un 8% en vez de un 10% y los andaluces que se encuentran dentro de ese rango tienen que abonar un impuesto del 3,5% en vez del 8%. Para saber en qué comunidades se aplican estas bonificaciones simplemente hay que consultarlo en el portal online de la Consejería de Hacienda de la que nos interese.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *