3 mitos sobre Gestión de Datos Maestros que deberías dejar de creer ya

La Gestión de Datos Maestros (MDM) es un tema que en la actualidad está dando mucho que hablar. Especialmente, porque abarca muchas partes móviles. Esto es porque no sólo implica la gestión de los datos, sino que esos datos entran en conexión con múltiples sistemas, afectan a personas, se superponen con otros proyectos y cambian o incluso crean procesos que pueden (o no) haber estado previamente en su lugar.

Si está interesado en una solución MDM, probablemente debería estar al tanto de los mitos que le rodean. A continuación, he descrito sólo tres, pero se puede también echar un vistazo a la lista de los 10 mitos y realidades acerca de la gestión de datos maestros para ampliar la información, una lista antigua, pero que sigue siendo válida, publicada por Gartner.

Mito # 1: La gestión de datos maestros es sólo para TI

Muchas veces, las empresas escuchan las palabras ‘gestión de datos maestros’ y dirigen automáticamente la conversación hacia las tecnologías de la información (TI). En realidad, una solución MDM puede ser implementada por los sistemas de TI, pero en realidad se utiliza y está dirigido por el área de negocio. Siempre ha habido una batalla de TI vs. estrategia de negocio, pero el papel del responsable de marketing se ha hecho cada vez más complejo y dependiente de la tecnología, lo que ha dado lugar a una necesidad imperiosa de trabajar de forma conjunta para conseguir el éxito.

Mito # 2: MDM es una solución de software plug and play

Si usted está empezando a investigar acerca de MDM, puede que, como la mayoría, tienda a pensar que es simplemente una solución de software que se implementa e inmediatamente comienza a gestionar sus datos. Y esto no es del todo cierto. Como mencionaba anteriormente, la gestión de datos maestros cambia o crea procesos que pueden o no haber estado previamente en su lugar. Esta es la parte denominada ‘proceso’ dentro del trinomio ‘Gente, procesos y producto’. Los datos no sólo son susceptibles de ser gestionados una vez que están en un nuevo sistema, sino que alguien debe definir las políticas y procedimientos para gestionarlos. Establecer los flujos de trabajo y procesos de negocio no sólo lleva mucho tiempo, sino que además son diferentes para cada organización, ya que cada uno tiene necesidades, iniciativas y formas de hacer las cosas muy diversas. No existe un documento mágico que defina la forma concreta de este proceso.

Mito # 3: MDM es una solución que todos están encantados de usar

Es cierto que MDM es una solución de software, pero si usted piensa que es sólo otra tecnología, le sorprendería aprender que no sólo requiere establecer procesos de gestión de datos, sino que también requiere la gestión del cambio organizacional. En realidad, esta última parte es crucial y uno de los errores de principiante que más suceden. La gestión del cambio es la parte que se refiere a “gente”, dentro del marco ‘Gente, procesos y productos’. Los empleados tienen que cambiar la forma de trabajo y eso puede ser un desafío. Así que asegúrese de tener una estrategia clara de comunicación establecida, de forma que todos los interesados sepan cómo la gestión de datos maestros puede afectar a su rol en la compañía, para ayudar a la empresa a conseguir sus objetivos de negocio.

 

 

Carlos Dufour, country manager de Stibo Systems Iberia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *