Aumentan las infidelidades en España desde el inicio de la crisis

image008

Los largos años de la crisis económica han tenido un efecto inesperado sobre el comportamiento de las parejas españolas: han hecho aumentar el número de infidelidades, según constata un estudio realizado por Secondlove.es, el sitio web para buscar relaciones fuera de la pareja, basado en encuestas anónimas a 1.097 usuarios.

El 53% de los usuarios consultados por Secondlove reconocen que su interés por encontrar un segundo amor se ha incrementado en los últimos cinco años, periodo que coincide con la peor etapa de la crisis económica. Y es que las dificultades económicas agravan los problemas de pareja. El número de divorcios, separaciones y nulidades cayó un 24% en los primeros años de la crisis según el Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2011, pero ha vuelto a crecer a partir de 2013. Un total de 133.441 parejas decidieron terminar su vida en común en 2014, cifra que queda muy cerca de las 137.510 disoluciones de matrimonios registradas en 2007, último año antes de la crisis. En el primer trimestre de 2015 (último dato publicado), los divorcios y separaciones han aumentado un 2,2%, por lo que este año podría cerrarse con cifras récord.

Buscar un segundo amor es a menudo una escapatoria a los problemas de pareja que permite evitar un divorcio complicado y no siempre realmente deseado. Esto explica que el número de usuarios de Secondlove haya crecido a un ritmo medio del 30% anual desde que esta web especializada en buscar relaciones fuera de la pareja desembarcó en España en 2011. Actualmente, Secondlove cuenta con más de 120.000 usuarios inscritos en nuestro país.

“Muchas personas inician una relación fuera de la pareja como forma de escapar al estrés y la frustración que les producen los problemas en el trabajo o en casa”, explica Matías Lamouret, portavoz de Secondlove. “Por eso no sorprende que el número de personas que buscan un segundo amor haya aumentado durante los años de la crisis. A esto hay que añadir que la mentalidad de los españoles está cambiando y cada vez se parece más a la del resto de Europa. Antes de afrontar un divorcio, que es un proceso doloroso, costoso y no siempre deseado, se buscan alicientes externos a la relación para mitigar el estrés, la rutina y la frustración.”

¿Por qué los españoles tienen una aventura?

De acuerdo con los usuarios consultados por Secondlove, los principales motivos para tener una aventura son: monotonía de la relación (67%); deseo de recuperar la ilusión del enamoramiento (43%); falta de satisfacción sexual (30%); y evitar un divorcio o separación (17%). Otros usuarios aducen motivos como la convicción de que una sola persona no puede colmar sus necesidades amorosas toda la vida; o la venganza por una infidelidad de su pareja.

¿Con quién, cómo y cuándo somos infieles?

Al elegir con quién tienen una aventura fuera de la pareja, existen algunas diferencias entre hombres y mujeres. Ellas escogen sobre todo a personas que han conocido en el trabajo (39%), mientras que los hombres suelen encontrar a sus amantes principalmente en Internet (41%). Los ligues de una noche y las relaciones con amigos, vecinos o gente del entorno son menos frecuentes (por debajo del 10% en ambos sexos) debido al mayor riesgo de ser descubiertos.

Al contrario de lo que suele creerse, muchas aventuras no acaban en un encuentro sexual. El 39% de los encuestados por Secondlove se limitan a lo que se denomina una infidelidad emocional o flirteo, es decir: charlas o llamadas íntimas, intercambio de fotos y vídeos, etc. El sistema preferido para hacerlo son los programas de mensajería como Whatsapp. Solamente en el 8% de los casos llega a existir un contacto físico como besos, abrazos, etc. Y apenas el 11% de las aventuras acaban en un encuentro sexual, que suele producirse una sola vez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *