Bankia pone en marcha su proyecto el TPV móvil

Puerta_de_Europa.002_-_Madrid

Bankia ha empezado a comercializar el TPV móvil, un dispositivo que permite a sus titulares cobrar los servicios profesionales que éstos realicen a través del smartphone o tablet en cualquier lugar, de una forma rápida y sencilla, con un lector de tarjetas de tamaño bolsillo.

Este nuevo instrumento es un terminal punto de venta (o datáfono) móvil que permite aceptar cobros con tarjeta desde el lugar donde se encuentre su titular. Sólo necesita que su smartphone o tablet tengan conexión a internet.

El nuevo dispositivo está pensado para aquellos profesionales que no tienen una ubicación fija donde realizar su trabajo o aquellos que se tienen que trasladar para realizar sus servicios, como fontaneros, cerrajeros, empresas de catering y otros colectivos similares.

Su utilización es muy sencilla: basta con descargar la app TPV Móvil Bankia en el móvil o tableta y conectarlos mediante el sistema bluetooth al TPV móvil proporcionado por la entidad financiera.

Además de aceptar cobros con tarjeta, este dispositivo permite a sus titulares enviar un ticket de compra a los clientes por e-mail o sms sin necesidad de disponer de impresora y también acceder al historial de ventas de su negocio mediante susmartphone.

Otras ventajas para los profesionales que dispongan de este instrumento son que el importe de sus ventas no estará condicionado por la cantidad de efectivo que lleven sus clientes y que al cobrar con tarjeta no les hace falta preocuparse por el cambio, lo que reduce la cantidad de efectivo que es necesario llevar encima.

El TPV móvil se comercializa sin comisión por instalación, sin una exigencia de cantidad mínima por operación y sin comisión de mantenimiento en caso de que la facturación mensual sea superior a 500 euros. Si no se supera esta cifra, la comisión por mantenimiento es de cinco euros al mes.

Durante el primer semestre del año Bankia ha incrementado un 40% su facturación en el negocio de TPVs. Así, la entidad facturó 6.600 millones de euros hasta junio pasado frente a los 4.700 millones del mismo periodo de 2014. Con ello, la entidad ha conseguido elevar su cuota de mercado 3,31 puntos, lo que supone un avance del 35% en términos interanuales, hasta situarla en el 12,80% a la conclusión de marzo pasado (últimos datos disponibles).

Esta iniciativa se enmarca dentro del paquete de productos y servicios que la entidad ha puesto en marcha durante los últimos meses con la finalidad de ofrecer soluciones específicas para las necesidades financieras de pymes, comercios y autónomos.

Entre estas soluciones destaca el CrediTPV, un producto de financiación instantánea asociado al terminal punto de venta. El servicio está a disposición de aquellos clientes que disponen de TPV con la entidad y les permite financiarse a corto plazo y de manera inmediata, las 24 horas del día, para cubrir las necesidades diarias de su negocio.

Bankia se ha marcado como uno de sus principales objetivos convertirse en referencia para pymes, comercios y autónomos, un segmento considerado estratégico por el banco. Para ello, la entidad ha implantado un modelo de gestión especializada dirigido a este colectivo de clientes basado en el asesoramiento especializado y en la cercanía.

Además, la entidad tiene como prioridad atender a la financiación que necesita el mundo empresarial. En esta línea de actuación, Bankia incrementó un 50% su financiación a empresas durante los siete primeros meses del año, periodo en el que ha concedido a este colectivo 9.121 millones de euros en créditos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *