Buenas perspectivas para las Comunidades Autónomas

Fedea ha presentado un nuevo número de su Observatorio Fiscal y Financiero de las Comunidades Autónomas (CC.AA.) que ha sido elaborado por Ignacio Conde, Manuel Díaz, Carmen Marín y Juan Rubio. En la primera parte del informe se analizan las cuentas autonómicas correspondientes a los primeros siete meses de 2017 a partir de los datos de ejecución presupuestaria que publica el Ministerio de Hacienda y Función Pública, en los que se introducen ciertas correcciones. En la segunda parte, se realiza una proyección del saldo en Contabilidad Nacional (CN) del cierre de 2017 bajo el supuesto de que las CC.AA. se comportan en términos fiscales durante el resto del año de la misma forma en que lo hicieron durante la parte final de 2016. Esta proyección incluye dos salvedades: el aumento de las entregas a cuenta recogido en los PGE y el aumento del gasto observado durante los siete primeros meses de 2017.

Los principales resultados del trabajo son los siguientes:

  • Las comunidades autónomas presentaron hasta julio 2017 un saldo presupuestario corregido de los efectos de las liquidaciones 2008 y 2009 y de la cuenta 413 del 0,16% del PIB, siendo el superávit de julio 2016 del 0,28%. Este ligero empeoramiento del saldo se debe a un crecimiento de los gastos presupuestarios (4,5%) superior al experimentado por los ingresos presupuestarios (2,7%).
  • Los ingresos se han visto afectados por la prórroga de los PGE de 2016 durante los primeros seis meses del año. Con la aprobación de los PGE de 2017 en el mes de junio, las entregas a cuenta se han revisado al alza para la segunda parte del año, lo que supondrá un aumento considerable de los ingresos. El aumento de los recursos del Sistema de Financiación previsto en los PGE de 2017 es del 7% (6.500 millones) para todo el año.
  • Hasta julio 2017, las CC.AA. presentan un aumento del gasto no financiero (presupuestario) en términos homogéneos por encima de lo permitido por la regla del gasto (crece un 4,5% cuando la regla de gasto fija un tope del 2,1% para 2017).
  • Las CC.AA. han presentado hasta julio 2017 un saldo de CN corregido de anticipos prácticamente en equilibrio (0,0%). El saldo es muy similar al registrado en el mismo periodo de 2016 (-0,1%). Para llegar al saldo en términos de CN hay que añadir los ajustes de CN al saldo presupuesario. Estos ajustes, que generalmente aumentan el déficit, han sido hasta julio de 2017 unos 2.000 millones de euros inferiores a los registrados hasta julio de 2016. Esto explica que, a pesar del empeoramiento del saldo observado en términos presupuestarios, éste se mantenga prácticamente invariante en términos de CN.
  • Según nuestras proyecciones de déficit para 2017, las CC.AA. están en condiciones de cumplir con el objetivo de déficit de 2017 del 0,6% del PIB. La proyección de ingresos a cierre de 2017 es un 4,6% superior que el valor de cierre de 2016. Los gastos proyectados a final de año son un 2,9% superiores a los del año pasado una vez se incorporan los ajustes a CN.
  • Al igual que ocurría en anteriores informes, hay una elevada heterogeneidad según las comunidades consideradas. Todas las comunidades cumplen con su objetivo de déficit con la excepción de Castilla-La Mancha (-0,7%), Extremadura (-0,8%), la Comunidad Valenciana (-1,2%) y Murcia (-1,5%).

Como conclusión, creemos que las CC.AA. en su conjunto cumplirán con el objetivo de déficit del 0,6% del PIB previsto para 2017.  Sin embargo, resulta preocupante observar que se prevé que el gasto presupuestario homogéneo crezca a un ritmo del 4,5%, muy superior al límite que establece la regla de gasto, lo que puede poner en peligro la consolidación fiscal de los ejercicios siguientes. Pese a ello, es previsible que el objetivo agregado de déficit se cumpla por la conjunción de varias circunstancias favorables: i) el objetivo de déficit solo se ha reducido en una décima, del 0,7% del PIB en 2016 al 0,6% del PIB en 2017; ii) los ingresos de las CC.AA procedentes del sistema de financiación autonómica crecen a buen ritmo, aportando unos ingresos adicionales de casi el 0,6% del PIB en 2017 y iii) el favorable comportamiento de los (poco transparentes) ajustes a Contabilidad Nacional modera el crecimiento de los gastos autonómicos medidos con este criterio.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *