Calcular la capacidad de pago, la clave para no endeudarse de más por un préstamo

Como reflejan las estadísticas publicadas por el Banco de España, cada vez hay más personas que deciden contratar un préstamo personal para financiar sus necesidades de consumo. Sin embargo, muchas de ellas ya tienen otras deudas contraídas (hipotecas, tarjetas de crédito, etc.), por lo que deben ser especialmente cuidadosas si no quieren endeudarse más de la cuenta. En ese sentido, desde HelpMyCash.com apuntan que es muy importante seleccionar un plazo que nos permita reembolsar el crédito contratado sin comprometer nuestra situación financiera.

No hay que dedicar más del 40 % de los ingresos a pagar deudas

El primer paso para no sobrendeudarse por culpa de un préstamo personal es pagar una mensualidad que, sumada a las cuotas del resto de nuestras deudas vigentes, no supere entre el 30 % y el 40 % de lo que ingresamos periódicamente. Además, dentro del presupuesto mensual también es importante incluir los gastos corrientes, es decir, los dedicados a la alimentación, al transporte o a los suministros.

Sin embargo, el importe de la cuota del crédito no puede ser muy reducido, pues eso encarecería el precio del producto. En este caso, el plazo se alargaría y se devengarían intereses durante más tiempo, así que la cantidad de dinero a reembolsar sería mucho más elevada. Por tanto, cuando seleccionemos lo que vamos a pagar cada mes, tenemos que procurar que la cuota no sea innecesariamente baja y que, a la vez, nos permita efectuar el abono sin complicaciones.

Veámoslo con un ejemplo práctico: imaginemos que cobramos 2.000 euros al mes y que necesitamos contratar un crédito personal de 10.000 euros para reformar nuestra vivienda. Además, tenemos una hipoteca vigente por la que pagamos una mensualidad de 500 euros al mes. En esta situación hipotética, la cuota de nuestro préstamo debería ser de un máximo de 300 euros, pues sumada a la mensualidad de la hipoteca alcanzaría el 40 % de nuestros ingresos (800 euros).

Comparar préstamos, la clave para pagar menos

Calcular la mensualidad de nuestro préstamo personal nos ayudará a no endeudarnos por encima de nuestras posibilidades, pero no es lo único que podemos hacer para evitar pagar de más. Desde HelpMyCash.com también recomiendan comparar varias ofertas antes de decantarse por un crédito concreto, pues el precio de estos productos puede variar mucho dependiendo de a qué entidad acudamos.

Actualmente, el precio medio de los créditos al consumo se sitúa en el 8,68 % TAE, según los últimos datos publicados por el Banco de España. No obstante, dentro del mercado podemos encontrar préstamos personales con un coste mucho más reducido. Por ejemplo, el Crédito Proyecto de Cofidis tiene un interés mínimo de solo el 4,95 % TIN (5,06 % TAE) y no incluye comisiones ni gastos de vinculación. También son muy atractivos el Préstamo Ahora Tú de Liberbank (4,95 % TIN; 5,95 % TAE), el Préstamo personal de Cetelem (5,05 % TIN; 6,12 % TAE) o el Préstamo Naranja de ING Direct (5,95 % TIN; 6,11 % TAE), todos ellos con un precio muy por debajo de la media.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *