¿Cómo ayuda Android a que los almacenes adopten la economía bajo demanda?

El e-commerce está en auge en todo el mundo. Las expectativas cada vez más altas de los consumidores siempre conectados han instado a minoristas, fabricantes y compañías logísticas a colaborar para satisfacer las necesidades de los compradores en la economía bajo demanda.

De acuerdo con el reciente estudio Future of Fulfillment Vision de Zebra, el 89% de los encuestados estuvo de acuerdo en que el comercio electrónico está impulsando la necesidad de una entrega más rápida. El 78% de las compañías de logística espera entregar los artículos el mismo día en 2023, y el 40% anticipa la entrega en dos horas en 2028. La situación del inventario, la reducción de retrasos y la eficiencia de reabastecimiento son los principales problemas de las empresas omnicanal.

El almacenamiento y la gestión de inventario es un punto clave a tratar para adaptarse a las necesidades. El cumplimiento de las expectativas de entrega y pedido omnicanal requiere una renovación de los almacenes para aumentar la productividad y la eficiencia. Es necesario que migren de Windows a Android, pues ayudará a que funcionen sin problemas mientras se adaptan al mercado.

Los beneficios de Android en las operaciones de almacén

Frente al desafío de actualizar desde Windows CE, Android se ha convertido en la principal opción por varias razones. En primer lugar, su capacidad de trabajar con sistemas heredados, lo que es muy importante, especialmente dado que los productos de Windows se eliminarán en los próximos dos o tres años. Así las empresas no necesitan reconfigurar los sistemas ni volver a formar a los operadores.

Otra ventaja es la familiaridad de los usuarios con el sistema operativo Android, pues es el más utilizado en todo el mundo. Además, los dispositivos cuentan con pantallas táctiles y una interfaz gráfica de usuario (GUI) muy sencilla. Esto aumenta la productividad y reduce el margen de error drásticamente. También facilita la adopción y el uso, especialmente entre los millennials. Según el estudio, los responsables de almacén estiman que se destinan 50 horas a formar al nuevo personal para alcanzar la máxima productividad, y esperan reducirlo a 36 horas, lo que representa un aumento de productividad del 20%.

Además, Android ofrece una plataforma segura con una amplia gama de Interfaces de Programación de Aplicaciones (API) de administración que evitan la fuga de datos. Los administradores pueden aplicar configuraciones de red y políticas para proteger los datos corporativos.

La tendencia de los hackers y los ataques a smartphones y dispositivos Android han llevado a realizar mejoras en la seguridad de Android. Actualmente Android garantiza que los dispositivos, los datos y las aplicaciones sean seguros mediante la mitigación de vulnerabilidades y el cifrado. Además, las APIs permiten aplicar controles de políticas en los dispositivos, lo cual es útil para mantener separados los datos personales y del trabajo.

En general, se ha vuelto más crítico que nunca que los almacenes reevalúen sus capacidades para el futuro. Los beneficios del uso de Android pueden impulsar la productividad y la precisión de la fuerza de trabajo en las operaciones de almacén, con mayor seguridad y funcionalidad. Esto ayudará a las empresas a obtener una ventaja de rendimiento en la administración de su inventario de manera más eficiente y precisa para que puedan mantenerse al día con las expectativas de los clientes en la economía actual bajo demanda.

Andy McBain, Head of Regional Product Management, Zebra Technologies

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *