Cuantos más ahorros tengas, más barata será tu hipoteca

Una de las claves para hacerse con una hipoteca barata es demostrar al banco que somos solventes, es decir, que disfrutamos de una situación laboral estable y que cobramos un buen sueldo. Pero desde el comparador financiero HelpMyCash.com afirman que hay otro factor que también puede hacer bajar el interés del préstamo y que en ocasiones se pasa por alto: que seamos capaces de cubrir más del 20 % del precio de la vivienda con nuestros ahorros.

Ciertos bancos hasta lo ponen por escrito

Y es que el tipo aplicado depende en gran medida, tal y como recuerdan desde HelpMyCash.com, del riesgo que asume la entidad al conceder la hipoteca. Si contamos con un volumen importante de dinero ahorrado, el banco considerará que la operación es algo menos arriesgada, así que mostrará una mayor disposición a ofrecer un interés más reducido.

De hecho, hay algunas entidades que lo comunican abiertamente. Una de ellas es Banco Mediolanum, que ofrece un interés más bajo si el LTV (loan to value o valor de la vivienda financiado) es igual o inferior al 70 %. Por ejemplo, con su Hipoteca Freedom+, si el cliente pide el 70 % o menos de lo que cueste el inmueble, el tipo aplicado es de euríbor más 0,99 %. En cambio, si solicita entre el 70 % y el 80 %, el interés sube hasta el euríbor más 1,05 % (en ambos casos se aplica un fijo inicial del 1,60 % durante el primer año).

Caixa d’Enginyers sigue esta misma política. Su Hipoteca Hogar tiene un interés de euríbor más 1,25 % si el LTV es del 80 %, con un fijo inicial del 1,5 % durante el primer año. En cambio, si solo se financia hasta el 60 % del valor de tasación o compraventa de la vivienda, el tipo variable baja hasta el euríbor más 0,95 %, siempre que se reúnan las condiciones de vinculación correspondientes.

Si se pide más del 80 %, el interés sube

Pero esta ecuación también la podemos leer en el sentido inverso: si subimos el porcentaje de financiación a más del 80 %, el interés que nos aplicará el banco será, por norma general, algo más elevado. Al pedir más dinero, el riesgo de morosidad asumido por la entidad se incrementa exponencialmente, por lo que es lógico que la hipoteca ofrecida sea algo más cara.

Este es el caso de BBVA, cuyas hipotecas son más caras si se rompe el techo del 80 %. Por ejemplo, si el LTV de su hipoteca variable es del 80 % o inferior, el tipo es de euríbor más 0,99 %, mientras que si es superior, se aplica un interés de euríbor más 1,25 % (el fijo inicial es del 1,99 % en ambos casos).

Esto también ocurre con muchas de las hipotecas para pisos de bancos que cubren hasta el 100 % del valor de la vivienda. Banco Popular, por ejemplo, aplica un interés de euríbor más 0,99 % si se financia hasta el 80 % de la compra de una casa convencional con la Hipoteca Cereza. En cambio, si se firma su Hipoteca Aliseda para pagar todo el precio de uno de sus pisos, el tipo es de euríbor más 1,25 %.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *