El 60% de las personas cree que en diez años los robots harán decrecer la disponibilidad de puestos de trabajo

Según refleja el último informe de SogetiLabs, más de un tercio de los ciudadanos de la UE cree que la inteligencia artificial será una amenaza para la supervivencia del hombre a largo plazo, y un 46% asegura no ver ningún beneficio en la idea de desarrollar robots con aspecto humanoide, capaces de desarrollar tareas que pueden ser realizadas por el ser humano. De hecho, y según el estudio de SogetiLabs, el 60% cree que, en diez años, habrá menos puestos de trabajo debido a los robots.

El informe de SogetiLabs, titulado ‘El Factor Frankenstein: Anatomía del Miedo a la IA’, recomienda incluir estas emociones de los ciudadanos en los planes de desarrollo de esta tecnología y que estos últimos contemplen una variante terapéutica para hacer frente a estos temores, dado que, según el informe, estamos en el umbral de un desarrollo extraordinario e imparable de la IA.

A este respecto, el estudio de SogetiLabs enumera una serie de anuncios que demuestran esta evolución. De hecho, el pasado 19 de abril, Facebook anunció que va a desarrollar interfaces “cerebro-ordenadores” que pueden convertir pensamientos en texto. Tres semanas antes, el pionero de la tecnología Elon Musk aseguró que su nueva compañía, Neuralink, conectará directamente las mentes humanas con las computadoras y apuntó que este hecho permitiría, por ejemplo, la telepatía entre las personas.

El informe de SOGETI, incluye también los temores de las propias instituciones europeas. De hecho, recuerda que el Parlamento Europeo adoptó una resolución no vinculante en febrero de 2017 en torno a la aparición de robots y algoritmos inteligentes. La resolución, que propone que los ingenieros firmen un código de conducta respetando la “dignidad, privacidad y seguridad” de las personas, refleja, según el informe de SOGETI, que los miembros del Parlamento Europeo temen que la inteligencia artificial afecte en última instancia a los valores intrínsecos europeos.

Para Van Doorn, director de SogetiLabs, hay que tomar este miedo en serio: “tenemos que ser conscientes de nuestros instintos básicos y el miedo que desencadena en muchas personas el hecho de enfrentarse a los androides y los autómatas que, —apunta Van Doorn–, tendrá que ser tenido en cuenta por los desarrolladores de esta tecnología y los CIOs”.

El informe define cuatro pilares básicos sobre los que se fundamenta el miedo de los humanos ante estos avances: miedo a la inteligencia tecnológica que podría dominar al ser humano, miedo a que la IA pueda descubrir cosas ocultas sobre nosotros mismos, miedo a la pérdida de nuestra cultura y naturaleza y, por último, el miedo al aislamiento, la pérdida de control, a la muerte y a vivir una vida sin sentido.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *