El Banco Popular vendió productos tóxicos sin informar de los riesgos

Oficinas-del-Banco-Popular-Esp_54086020606_600_226Según el despacho de abogados Bufete Rosales, los clientes que tengan bonos convertibles del Banco Popular perderán casi un 75% de su valor económico tras el canje en acciones.

El Banco Popular en el 2009 puso en marcha la comercialización de un producto complejo denominado Bonos Subordinados necesariamente convertibles I/2009.   Este tipo de bonos convertibles en acciones son un producto complejo entre los bonos simples y las acciones.  Para hacer atractiva esta emisión que vencía en octubre de 2013, se prometía una rentabilidad de un tipo de interés del 7% durante el primer año, y una remuneración de Euribor a tres meses más el 4% anual para los posteriores ejercicios.

El desastre de la caída de la cotización de las acciones del Banco Popular, hizo que en 2012 la entidad aprobara una nueva emisión de bonos a los que denominaría Bonos Subordinados obligatoriamente convertibles II/2009, destinado a clientes que tuvieron los Bonos Subordinados convertibles I/2009, alargando la fecha de emisión de estos bonos hasta el 2015 con la finalidad de recuperar el precio de la acción y evitar las reclamaciones por las pérdidas económicas de los clientes que compraron los bonos inicialmente.

Se trata de un producto financiero que la propia Ley del Mercado de Valores califica de complejo y de riesgo. Estos bonos han sido colocados a los ahorradores minoristas para captar liquidez para desarrollar su actividad financiera. Y es ahora, el próximo 25 de noviembre cuando vencen y serán canjeados obligatoriamente por acciones de la entidad.

El precio de la conversión se sitúa en 17,61 euros y actualmente cotiza en torno a los 4 euros, esto supone unas pérdidas importantes para todos los clientes que han contratado este tipo de producto financiero y que no han sido informados debidamente. Esto implica que el inversor obtendrá unas acciones que cotizan en torno a los 4 euros como si las pagara a esos 17,61 euros, es decir casi un 75% más caras.

La entidad no realizó ningún estudio del perfil de los clientes como inversores y no informó de los riesgos que tenía este producto complejo, por lo que los contratos de venta no tienen validez pues están afectados por un vicio de nulidad en el consentimiento.

¿Cuáles son los riesgos de este tipo de bonos?

  1. Conversión obligatoria en acciones: Los bonos tendrán de forma obligatoria una conversión en acciones y nunca el reembolso en efectivo del capital invertido en los bonos.
  2. Riesgos de conversión anticipada: El suscriptor tiene la opción de conversión voluntaria total o parcial trimestralmente en la fecha de pago de la remuneración correspondiente al día 25 de los meses de febrero, mayo, agosto, noviembre, siendo la conversión obligatoria para todos los poseedores de los Bonos.
  3. Riesgo de no percepción de la Remuneración. Puede darse la situación de que el cliente no perciba ninguna remuneración o sólo parte de ella en cada fecha de pago de la remuneración.
  4. Carácter subordinado de los Bonos: Los derechos de los titulares de los Bonos se situarán al mismo nivel que los de los accionistas del Banco, por detrás de los acreedores comunes, participaciones preferentes, acciones preferentes y valores equiparables al Banco y por detrás de las demás emisiones de obligaciones, bonos y otros valores convertibles equiparables a los Bonos.
  5. Riesgo de mercado: El precio de cotización de los bonos en el mercado podrá evolucionar favorable o desfavorablemente según las condiciones del mercado, pudiendo ocasionar pérdidas económicas en caso de que quiera vender sus bonos.
  6. Riesgo de tipos de interés: Los tipos de interés afectarán de forma diferente durante la vida del instrumento, por un lado los cupones a recibir depende de los tipos de interés que se observen en las fechas trimestrales de fijación (mayores tipos de interés, mayores cupones) y, por el otro, a mayores tipos de interés mayores tasas de descuentos los flujos futuros.

¿Pueden hacer algo los afectados por los bonos convertibles?

Los inversores podrán recuperar su inversión acudiendo a la vía judicial, donde se han estimado las demandas de varios afectados, obligando a restituirse las prestaciones junto a la devolución de los intereses legales devengados y la condena en costas para la entidad.

Así la Sentencia de la Audiencia Provincial de Baleares estimó la demanda de una afectada de bonos con 220.000 euros canjeables por obligaciones subordinadas que se convertían en acciones del Popular, declarando la nulidad del contrato de orden de valores con expresa condena en costas a la entidad.

También en la Sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Gijón dictó sentencia de fecha 5 de noviembre de 2014, donde se declara la nulidad por error en el consentimiento del contrato de adquisición de los bonos subordinados, así como su canje por nuevos bonos similares en el año 2012.

 

 

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *