El Euribor alcanza un mínimo histórico situándose en el 0,161%

Sin título

El mes de septiembre nos ha sorprendido con una buena noticia, la bajada a mínimos históricos del Euribor hasta situarse en el 0,161%, una cifra 0,308 puntos por debajo respecto al mismo período del año pasado. Esto supone un ahorro significativo para las hipotecas que estén sujetas a este tipo de índice, que puede oscilar entre los 200 € y 400 € mensuales.

Pero las personas afectadas por una cláusula suelo no se benefician de esta bajada histórica, no solo la producida en el mes de agosto, sino la anterior bajada de catorce meses consecutivos que se produjo hasta julio. El hecho de tener esta cláusula aplicada a la hipoteca impide que la cuota baje, aunque el índice se encuentre por debajo del 0,2%.

De forma muy resumida, una cláusula suelo establece un mínimo a pagar en las cuotas de la hipoteca, aunque los intereses ordinarios que se han acordado con la entidad financiera estén por debajo. En el caso de hipotecas sujetas al Euribor, se traduce directamente en que no se puedan beneficiar de la reciente bajada.

A pesar de que cada vez hay más sentencias que obligan a los bancos no solo a eliminar esta cláusula, sino también a devolver a los afectados parte del importe cobrado, todavía hay miles de cláusulas suelo vigentes en escrituras de hipoteca que se podrían eliminar.

Aun así, las negociaciones con los bancos suelen ser complejas, por lo que la mayoría de personas prefieren acudir a un abogado que las lleve a cabo. Además, como indica Lluís Ferrer, de Ferrer Advocats, expertos en negociaciones de cláusulas suelo, «en ocasiones los bancos intentan firmar contratos que les beneficien, y que eliminen la cláusula suelo siempre que se renuncie a recuperar los miles de euros que quizás tienen que devolver a la persona afectada. Nosotros recomendamos a nuestros clientes que no firmen este contrato, ya que tienen derecho tanto a eliminar la cláusula, como a recuperar el dinero abonado por este concepto.».

La noticia pues del Euribor es una razón de peso más para eliminar la cláusula suelo de los miles de hipotecas que todavía arrastran esta carga.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *