El euríbor podría celebrar sus dos años en negativo con un nuevo mínimo histórico

Febrero de 2016, el euríbor cierra el mes con un valor del -0,008 % siendo la primera vez que se ven valores negativos en la historia de este índice, que suma varios meses en caída libre. Desde entonces han pasado ya dos años sin valores positivos y, salvo en un par de excepciones, marcando un mínimo histórico tras otro. De hecho, el pasado mes de enero se rompía una racha de 16 meses de descensos consecutivos, con una ligera subida del índice de referencia: del -0,190 % con el que cerró el 2017 al -0’189 % con el que daba la bienvenida al 2018. Sin embargo, todo parece indicar que el euríbor celebrará estos dos años en negativo marcando un nuevo mínimo histórico.

La media mensual sitúa al euríbor en -0,191 %, su valor más bajo

Tal y como señalan desde el comparador financiero HelpMyCash.com, con los índices de referencia no se puede asegurar nada hasta que se publica la media mensual oficial. Y es que un cambio de tendencia en el interés al que se prestan dinero a un año los principales bancos europeos (cuya media aritmética marca el valor diario del euríbor), podría hacer subir o bajar mucho la cifra final.

Sin embargo, cuando estamos a pocos días de acabar el mes, podemos ver como, por el momento, la media del euríbor de febrero es de -0,191 %. De hecho, este es el valor más alto que ha alcanzado en todo este periodo en el que incluso se han registrado niveles más bajos. Así pues, si todo se mantiene como hasta ahora, el índice de referencia por excelencia en la gran mayoría de las hipotecas españolas volvería a marcar un nuevo mínimo histórico.

Esto supondría, sin lugar a dudas, una gran noticia para los hipotecados españoles que veían como la racha de préstamos hipotecarios baratos tocaba a su fin, especialmente tras la leve subida del mes de enero y con las principales previsiones de los expertos del sector anunciando un incremento paulatino pero constante de los tipos de interés.

Los hipotecados podrían ahorrar casi 70 euros de media al año

Si el índice se mantiene lo que queda de mes y cierra marcando ese mínimo histórico, quienes tengan la revisión de su hipoteca con el dato del mes de febrero podrán ahorrar cerca de 70 euros al año, si tenemos en cuenta una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años con un interés de euríbor más 1 %.

Concretamente, quienes tengan la revisión anual pasarán de pagar 558,14 euros al mes a 552,43 euros, es decir, 5,71 euros menos al mes y 68,52 menos al año. Por su parte, quienes revisen la cuota de su hipoteca semestralmente pasarán de pagar una mensualidad de 554,78 euros a otra de 552,43 euros. 2,35 euros menos al mes y 14,1 euros menos al semestre.

Un leve ahorro que se suma al que ya han acumulado en las anteriores revisiones puesto que, quienes tienen en cuenta el valor de euríbor de este mes llevan viendo como su cuota disminuye desde 2011.

¿Entonces no es buen momento para pasarse al tipo fijo?

La supuesta subida inminente del euríbor provocó que muchos expertos señalaran este como un momento idóneo para apostar por las hipotecas a tipo fijo que, actualmente, muestran intereses realmente bajos, por debajo del 3 % o incluso del 2 % para plazos cortos.

Esta nueva bajada en el índice de referencia podría hacer que algunos dudaran, sin embargo desde HelpMyCash.com recuerdan que la decisión final dependerá de nuestra propia tolerancia al riesgo. Y es que si algo ha demostrado la crisis económica, es que los índices de referencia son muy volátiles y pueden fluctuar a causa de muchos factores externos a los hipotecados que son los que, al final, acabarán pagando más o menos.

Los actuales valores del euríbor son, sin duda, muy beneficiosos para los clientes que apuestan por las variables y les permiten ahorrar al tener cuotas muy bajas. Sin embargo, se espera que poco a poco la tendencia se vaya normalizando y el índice de referencia empiece a subir.

Si tenemos en cuenta que una hipoteca es un compromiso para nuestra economía a largo plazo, se hace imposible prever cuánto pagaremos al final y si apostar por este tipo de productos nos beneficiará al final o no, pero lo que sí es seguro es que a corto plazo pagaremos menos con una variable.

Por su parte, las hipotecas a tipo fijo, aunque siguen siendo más caras, ofrecen intereses mucho más atractivos que los de hace unos años y nos dan, además, la seguridad de que no cambiarán durante todo el tiempo que dure el préstamo hipotecario. Así pues, las hipotecas fijas son un producto idóneo para quienes no quieren asumir ningún riesgo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *