EMC lanza la solución DSSD D5, un avance sin precedentes en almacenamiento flash

EMC-DSSD-D5

EMC Corporation ha anunciado el lanzamiento de EMC DSSD D5, un gran avance en lo que se refiere al almacenamiento flash. DSSD D5 es la primera solución de una nueva categoría de almacenamiento flash: la categoría Rack-Scale Flash. DSSD D5 es una arquitectura totalmente nueva diseñada para aplicaciones intensivas de datos, tanto tradicionales como de última generación, que requieren niveles extremos de rendimiento y una latencia mínimas (entre 0.050 y 0.100 milisegundos). DSSD D5 alcanza nuevas cotas de rendimiento, con resultados reales hasta 10 veces superiores en aplicaciones como las utilizadas para el cálculo de secuencias genéticas, la detección de fraudes, la autorización de tarjetas de crédito y las analíticas avanzadas.

Las empresas más vanguardistas demandan infraestructuras de alto rendimiento para aprovechar el crecimiento, la velocidad y la variedad de datos en sus actividades empresariales y a la hora de satisfacer las necesidades de sus clientes. Estas organizaciones requieren una solución flash empresarial que las dote del mayor rendimiento/productividad y mínima latencia del mercado. En el pasado, dicha latencia se reducía por medio de tarjetas flash de PCIe de conexión directa con grandes inconvenientes en cuanto a precio, escalabilidad, posibilidad de ampliación, utilidad, disponibilidad y capacidad de uso compartido, donde cada tarjeta PCIe actuaba como una unidad de almacenamiento no redundante de gestión individual.

DSSD D5 proporciona un almacenamiento flash compartido ultra denso, de alto rendimiento, excelente disponibilidad y latencia muy baja para un total de hasta 48 servidores conectados. D5 se conecta a cada nodo a través de PCIe Gen3 y utiliza la tecnología NVMe para proporcionar el rendimiento requerido. Asimismo, D5 es un dispositivo independiente desvinculado del cómputo, por lo que ofrece los beneficios del almacenamiento compartido. El resultado es un rendimiento de última generación con una latencia de tan sólo 100 microsegundos, un rendimiento de 100 GB/s y hasta 10 millones de IOPS en un sistema de 5U.

El D5, de rendimiento ultra elevado, se ha desarrollado desde una inmejorable base y se ha evolucionado con diversas innovaciones de hardware y software de primer nivel que hacen que se diferencie del resto de soluciones de almacenamiento Flash disponibles en el mercado. DSSD D5 va más allá del almacenamiento y se introduce en el ámbito de la capacitación de aplicaciones de última generación que requieren un rendimiento y escalabilidad extremos.

Diseñado para satisfacer las necesidades de las cargas de trabajo con gran exigencia de capacidad de proceso y altísimo rendimiento, D5 ofrece además un vínculo fundamental a aplicaciones emergentes de última generación que se basan en sets de trabajo extremadamente grandes y de rápido crecimiento con datos 100% activos y necesarios.

DSSD D5 reduce los costes y el footprint en los centros de datos mediante almacenamiento flash compartido ultra denso. El dispositivo proporciona hasta 36 módulos flash con una capacidad de 144 TB brutos (100 TB utilizables) en un chasis de cinco unidades de bastidor al que pueden acceder de manera redundante un máximo de 48 servidores con conexión directa. D5 se ha diseñado también para ofrecer un mayor tiempo de actividad de las aplicaciones gracias a características de disponibilidad y de servicio del más alto nivel. Entre estas características se incluyen tarjetas de cliente de doble puerto, controladores H/A dobles, componentes redundantes y fiabilidad y resistencia flash de primer nivel con el software Cubic RAID™.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *