En cinco años el pago del transporte público sólo usará tarjetas contactless y smartphones

C_Class_Tram,_Melbourne_-_Jan_2008

Giesecke & Devrient,  ha iniciado la comercialización en España de una nueva generación de soluciones de pago y de billetes electrónicos para el sector del transporte de viajeros basados en smartphones y tarjetas contactless o tarjetas bancarias con apps de transporte. La empresa ya ha implantado estas soluciones en los sistemas de transporte de ciudades, como Pekín, Washington, Chicago, India, Australia, y en España, en el Consorcio de Transportes de Bizkaia.

El objetivo de G&D en España es impulsar la sustitución total de cualquier forma de pago o de ticket que no esté respaldada por una tarjeta electrónica, ya sea física o virtual (en el móvil). Además, la empresa incluye en su oferta servicios profesionales para la implantación, gestión, mantenimiento y personalización de las nuevas infraestructuras y títulos de transporte.

Según las estimaciones de G&D, en cinco años el transporte de viajeros abandonará definitivamente billetes en papel o similares y utilizará como títulos de viaje únicamente tarjetas sin contacto, tarjetas bancarias con apps de transporte integradas o smartphones. Además, G&D considera que el Smartphone acabará siendo el sistema básico para pagar y viajar en transporte público, siendo los otros dos residuales, debido a la extensión gradual de los sistemas de pago por móvil y apps de carteras digitales, así como por la interactividad que permiten los teléfonos móviles.

En este contexto, el móvil será, además, un “asistente de viaje personal” y ofrecerá servicios adicionales, tales como horarios en tiempo real, ofertas, precios personalizados, planes de ruta e, incluso, información geolocalizada sobre eventos o lugares de interés durante el trayecto.

En España, el 80% de la población vive en zonas urbanas y en el entorno rural existe una gran concentración en zonas de una alta densidad poblacional. El transporte urbano e interurbano de cercanías acapara más del 70% de los desplazamientos de viajeros y, a día de hoy, el esfuerzo de las empresas se centra en atraer y transportar un mayor número de usuarios, sin aumentar sus infraestructuras y flotas.

En este contexto, G&D apunta que migrar a sistemas de pago y acceso sin contacto incrementar la capacidad de transporte entre un 10 y un 50%. Este cambio tecnológico eliminaría los cuellos de botella en puntos de venta y de acceso,  y reduciría el tiempo de los viajes. Además, permitirían reducir los costes operativos del servicio y la posibilidad de explotar nuevos modelos de negocio.

Por otro lado, los sistemas de billetes y pago de G&D aportan a las empresas del sector una importante cantidad de datos útiles para mejorar su servicio. Éstos servirán, por ejemplo, para acomodar, en tiempo real, la frecuencia del transporte a la demanda u ofrecer sistemas automatizados y personalizados de facturación (pago por uso) que garanticen siempre al pasajero la tarifa más barata. Además, las tarjetas sin contacto de G&D son las únicas del mercado que ofrecen un ciclo de vida útil de más de 5 años y reducen drásticamente los riesgos de fallos en puntos de venta y entradas, así como los costes de mantenimiento de éstos equipamientos.

Como proveedor de tecnologías de pago electrónico y de tarjetas bancarias, G&D dispone de productos convergentes que funcionan a la vez como tarjetas de crédito o débito y billete de transporte, lo que permitiría compartir su coste con el banco. Otra opción pasa por incluir en las tarjetas de transporte sin contacto funciones de monedero para crear un ecosistema de servicios de valor añadido para las tiendas de las estaciones y los viajeros y, por lo tanto, nuevas vías de ingresos. Finalmente, un sistema electrónico reduciría drásticamente el número de viajeros sin título de transporte y los impagos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *