En las pymes, ¿todo tiene que ser cloud?

images (1)

 

El ahorro de costes y el incremento de la productividad y competitividad de las organizaciones, eran hasta hace unos años, los principales argumentos para optar por la Nube. Hoy, superado ya el período de prueba, se priorizan otros aspectos como la movilidad, la seguridad o la flexibilidad para afirmar que, el proceso de modernización digital sería inviable sin la Nube.

En el caso concreto de los ERP,  se apunta a que los aplicativos que se apoyan en el cloud computing impulsan el crecimiento de las organizaciones al simplificar, estandarizar y automatizar procesos de negocio complejos de manera rápida, sencilla y segura.

De esta manera, como aseguran algunos fabricante español de ERP, se multiplican las oportunidades de mejorar la gestión interna de la organización. directivos, financieros y contables, pero también los departamentos tecnológicos han interiorizado ya el valor que aportan estas facilidades para hacer de la empresa un gran almacén de información, entendida esta expresión, en su sentido más literal. Es decir, una organización en la que cualquier dato quedará registrado y podrá ser analizado y comparado para facilitar la toma de decisiones.

El valor diferencial del cloud

El cloud otorga el poder a los empleados para acceder y analizar cualquier información, incluso cuando no estén en la oficina, impactando directamente sobre las políticas de movilidad de las organizaciones y sobre la capacidad para dotar a sus empleados de una mayor autonomía y libertad para desempeñar sus funciones.

A la larga lista de ventajas, los responsables de algunas empresas añaden la importante del impulso del trabajo colaborativo. Este sistema facilita la colaboración de manera más proactiva, incluso con miembros de otros departamentos. Y, concluyen señalando que, permite orientar la inversión, o mejor dicho, la aplicación de la tecnología de una manera más precisa, concretando qué soluciones se necesitan para desempeñar qué tareas.

Pero, todo debe estar en la Nube

Los expertos aseguran que NO. Cada organización deberá analizar los pros y los contras de su situación concreta, de las necesidades que tiene y de la previsión de requerimientos que tendrá en el futuro. La informática en la Nube es sólo un vehículo, el medio que permite lo importante, es decir, que se desarrolle de manera fluida, sencilla y segura.

Al mismo tiempo facilitará a las empresas y a sus responsables poder centrarse en la consecución de sus objetivos estratégicos más que en el proceso operativo para alcanzarlos.

Isabel Pomar, directora comercial de DATISA.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *