¿En qué bancos sale más caro cometer un error al emitir una trasferencia?

Equivocarse al realizar una transferencia bancaria puede salirnos caro. Y no solo porque podemos enviar el dinero a la persona equivocada y depender de su buena voluntad para que nos lo devuelva, sino porque los bancos pueden cobrarnos comisiones altas por el error. Según un reciente estudio elaborado por el comparador de productos financieros HelpMycash.com, un error de emisión de una transferencia tiene un coste medio de 15 euros y anular la transferencia por completo puede constarnos casi 30 euros.

¿Cuánto cuesta modificar o cancelar una transferencia?

Equivocarse al introducir los datos del receptor, del banco, la cantidad que queremos enviar o teclear un número de cuenta es algo que ocurre con más frecuencia de lo que creemos. Y podremos rectificar el error sin problemas siempre que lo detectemos antes de la hora de corte del banco (momento en que la entidad liquida las transferencias bancarias que se han emitido a lo largo del día).

Sin embargo, hacerlo no será gratuito. La gran mayoría de los bancos cobrarán una comisión por rectificar este error. En BBVA y Santander, por ejemplo, hacerlo nos costará 15 euros. En CaixaBank y Bankia aplicarán un porcentaje sobre el importe de la transferencia, del 0,10 % con un mínimo de 6 euros y del 0,15 % con un mínimo de 15 respectivamente. Y en Sabadell modificar la transferencia nos costará 18 euros. De hecho, solo hay una entidad que no cobre esta comisión, ING.

Pero si además de rectificar, lo que queremos es anular por completo la orden de transferencia, el coste de hacerlo será aún más caro. Salvo en ING, que esta transacción también es gratuita, en BBVA el coste de la rectificación será de 20 euros. Más caro les sale a los clientes del Santander y Sabadell, que deberán abonar 30 euros y en CaixaBank un porcentaje del 0,50 % del importe de la transferencia con un mínimo de 36 euros.

¿Y si quiero anularla tras la hora de corte?

Como hemos dicho, modificar los datos de la transferencia o cancelarla del todo solo será un proceso sencillo si nos percatamos de ello antes de la hora de corte del banco, que en la mayoría de las entidades suele ser a partir del mediodía. ¿Y qué ocurre si me doy cuenta más tarde? Pues que los trámites que deberemos seguir para recuperar el dinero serán más complicados y dependerá del receptor.

En primer lugar, si conocemos la persona a la que le ha llegado el dinero podemos solicitarle directamente que nos lo devuelva. Sin embargo, si no la conocemos esta opción desaparece, ya que el banco no nos podrá decir a quién pertenece la cuenta a la que hemos hecho el envío.

En ese caso, deberá ser la entidad misma la que se ponga en contacto con el banco receptor y solicite la devolución de la transferencia. En caso de que se negara, la única vía que nos quedaría para recuperar el dinero sería la judicial.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *