Esta es la razón por la que nacieron los créditos rápidos

Acaba de terminar la Semana Santa y el puente de mayo. Todas estas fechas llevan consigo, generalmente, un gasto extra y, por ende, un esfuerzo económico mayor de lo habitual. De hecho, aunque aún no dispongamos de datos exactos, según un estudio elaborado por el Observatorio Cetelem, los españoles han gastado, aproximadamente, un 12,5 % más esta Semana Santa en comparación con la anterior, la del año 2016.

Si además de esto, añadimos que estamos en los últimos días de mes y que probablemente nuestro nivel adquisitivo se encuentre un poco más vulnerable, puede que necesitemos un extra de liquidez para afrontar los próximos días.

Actualmente, disponemos de diferentes opciones en el mercado para obtener pequeñas cantidades de capital cómoda y brevemente, aunque, como indican desde el comparador financiero de HelpMyCash, debemos conocer bien nuestra situación económica y saber cuáles son nuestras necesidades reales, antes de contratar un producto u otro.

¿Qué opciones de conseguir financiación tengo en estas situaciones?

Por eso, si nos encontramos en una situación económica complicada en la que necesitamos pequeñas cantidades de dinero con urgencia y no queremos pasar por papeleos ni trámites con nuestra entidad bancaria, podemos recurrir a los créditos rápidos ofrecidos por los prestamistas de capital privado.

Este es el propósito para el que se crearon estos productos: conseguir dinero rápido para solventar situaciones puntuales de falta de liquidez, sin tener que dar explicaciones y con un proceso de solicitud simple y cómodo. De la misma manera, nunca debemos solicitarlos de manera recurrente o como una vía de financiación habitual, ya que al tener un precio más elevado que cualquier otro producto crediticio y un plazo de reembolso tan corto, nos arriesgaríamos a caer en impagos.

En cualquier caso, otra opción por la que podemos decantarnos es utilizar una tarjeta de crédito, ya que nos permitirá disponer del dinero también al instante. Sin embargo, para ello, es necesario que tengamos la tarjeta contratada con anterioridad, ya que, si no, tardará en llegar en torno a 10 días laborables.

Cómo obtener dinero urgente sin pagar nada por él

Ya hemos comentado que los préstamos urgentes tienen un precio más elevado que cualquier otro producto crediticio, de hecho, suelen tener un coste medio de unos 33 euros (en concepto de honorarios) por cada 100 euros solicitados.

No obstante, en los últimos años han surgido una gran cantidad de prestamistas y todos ellos buscan diferenciarse del resto de la competencia y ofrecer el mejor crédito rápido. Para ello, una de las técnicas que más han utilizado es incluir promociones y ofertas en sus productos.

Tanto es así, que ya son varias las compañías que nos permiten obtener hasta 300 o 400 euros sin tener que pagar nada por ellos y con las mismas características que el resto de los préstamos urgentes. Sin embargo, debemos ser conscientes de que para disfrutar de dicha oferta, por ejemplo, en Vivus nos exigirán que seamos nuevos clientes, es decir, que sea la primera vez que contratamos un préstamo con ellos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *