Financiación alternativa: satisfaciendo la demanda que no cubren los bancos

 

7027604401_0b48286243_o

Atrás quedaron los tiempos en los que las empresas eran “prisioneras” de los bancos. La financiación alternativa es un término que cada vez va adquiriendo más fuerza en nuestro país, a pesar de que seguimos dependiendo en gran medida de la financiación bancaria, tal vez por el peso de la costumbre… A pesar de ello, las alternativas están ahí y han crecido a un ritmo de un 152 % en los dos últimos años. No en vano hasta el Ministerio de Economía apuesta por reforzarla con el fin de que las empresas puedan conseguir un crédito diversificado.

Nuestro crecimiento no es bajo si tenemos en cuenta que según un estudio realizado por la Universidad de Cambridge estamos entre los seis países con más alternativas financieras, por detrás de Reino Unido, Francia, Alemania, Suecia y Países Bajos. Sin embargo la diferencia es considerable,  si tenemos en cuenta que el Reino Unido financia más de 2.300 millones de euros y nuestro país tan solo 62.

Y a la hora de financiarse podemos encontrar varias alternativas. A continuación detallamos algunos de los más interesantes, aunque en próximos reportajes iremos desgranando cada una en profundidad.

Plataformas de crédito on-line

Apareció hace escasamente un año pero Spotcap ha venido pegando fuerte y durante este tiempo ya ha ampliado sus líneas de crédito hasta los 100.000 euros. Dirigidos principalmente a pymes y autónomos, conceden créditos de entre 500 y 50.000 euros en un breve espacio de tiempo. ¿Cómo ponerse en contacto con ellos? A través de la web. Tras comprobar la solidez del negocio del demandante le dan una respuesta y si esta es positiva, recibirán una propuesta que el demandante deberá valorar.

Poco tiempo después apareció Zencap, una plataforma financiera participativa también dirigida a las pequeñas y medianas empresas que lleven dos años en el mercado y cuenten con una facturación anual mínima de 100.000 euros en los dos últimos años. En 48 horas se da una respuesta al cliente y se dan a conocer las condiciones del crédito.

Zaimo es la tercera en discordia, donde se puede pedir hasta un máximo de 3.000 euros, a devolver en dos años.

Bravo Capital

También en su primer año de vida Bravo Capital, una compañía mercantil que ofrece capital circulante a través de direct lending a empresas e instituciones. Su objetivo las empresas que facturan más de 10 millones, aunque tampoco tienen inconveniente en ir hacia otras de menor tamaño. Aprueban con sus clientes financiación hasta 12 meses.

Capital riesgo

Tras unos años de crisis el capital riesgo vuelve a levantar cabeza. Muy orientado a las pymes en España, en 2014, sus inversiones superaron los 3.000 millones de euros, un 28 % más que en 2013.

ENISA

Más conocida por todos, ENISA, empresa pública dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través de la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, participa en la financiación de proyectos empresariales viables e innovadores a través de créditos participativos.

SGR

Las Sociedades de Garantía Recíprocas proporcionan avales directos financieros en inmejorables condiciones. España cuenta con 22.

Crowdlending y crowdfunding

El crowdlending financia proyectos de todo tipo, sobre todo de empresas consolidadas, aunque tal vez sea más conocido el crowdfunding. ¿La diferencia entre ambos? El primero presta el dinero a una empresa pero esta tiene que devolver el préstamo en un tiempo determinado, con el interés que se haya fijado. En el crowdfunding, por su parte, podemos  acudir al que está más orientado hacia el que presta dinero de una manera desinteresada o hacia el que pide un porcentaje de participación en tu proyecto. También pueden darte un préstamo que tendrás que devolver.

Portal de financiación

Ha sido uno de los últimos en llegar pero www.mifinanciacion.es  es un portal que contiene a las principales entidades inversoras nacionales e internacionales.

Y todo ello sin olvidarnos del crowdfunding o financiación colectiva, agrupada en varias plataformas o los business angels, personas con alto poder adquisitivo que deciden invertir en empresas que necesitan capital para despegar. Así podemos encontrar la Red de Inversores Privados y Family Offices o la Asociación de redes de Business Angels de España (AEBAN), por poner algunos ejemplos.

 

Continuará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *