Impulsando la entrega de dinero a través de drones

El banco más grande de Rusia, Sherbank, ya ha comenzado a realizar pruebas de envío de dinero a sus clientes a través de un dron customizado especialmente para dicha tarea. Lo que significa que cada vez está más cerca la posibilidad de ofrecer servicios de entrega de dinero a domicilio a través de drones. Tanto es así que las previsiones sitúan el uso de drones de forma cotidiana a finales de 2017.

El ritmo de cambio en las distintas industrias está acelerando cada vez más y los sectores que presumían de un avance tecnológico luchan hoy por mantenerse al día.

Podemos poner como ejemplo la industria automovilística. El crecimiento de Uber, la propiedad compartida, los vehículos eléctricos o los coches sin conductor gracias a la inteligencia artificial y sin olvidar que las expectativas del cliente cada vez son más altas, son algunas de las señales del gran cambio que está sufriendo este sector. Mary Bara, CEO de General Motors, ha indicado que la empresa está a favor del cambio, lo que sugiere que la industria del automóvil va a cambiar todavía más en los próximos 5 -10 años de lo que se ha transformado en los anteriores 50. Pero a pesar de su disposición para aceptar el cambio, y debido a las economías de gran escala y su presencia en distintos países, supone que la compañía tenga menos valor que Tesla.

Puntos de venta como eBay, Amazon o la App Store han redefinido la tradicional experiencia de compra – venta. Hoy por hoy, damos por hecho variables como capacidad de elección, coste y disponibilidad del producto, lo que hubiera sido completamente impensable diez años atrás. El capital de operaciones, la logística y las cadenas de suministro han evolucionado demasiado. Amazon ha empleado tácticas como distribuidores itinerantes, zonas de recogida e incluso, drones para asegurar una entrega súper rápida a los clientes insatisfechos.

Y el dinero está cambiando más rápido que ninguna otra industria. Urban China se ha convertido en cuestión de meses en una empresa que no acepta pago en efectivo. En otros lugares del mundo, los servicios bancarios en el móvil como M-pesa han ayudado a cientos de millones de personas a progresar financieramente Incluso en la industria de la transferencia de dinero, Western Union ha tenido que adaptarse: de ser históricamente una empresa de comunicaciones durante sus primeros cien años, a fusionarse con la era digital. El tiempo dirá si ha sido suficiente o si llega demasiado tarde.

En una era de ubicuidad de teléfonos inteligentes y pago a través del móvil online que continúan creciendo a gran escala en los mercados emergentes, ¿realmente necesitamos drones que transporten dinero?

En algunos países es sin duda una necesidad. Pero la tecnología ofrece mucho más que un gran espectáculo como el de Lady Gaga en la Superbowl de 2017. Tanto las empresas nuevas como las antiguas están experimentando con las entregas a través de drones en los mercados emergentes. Es el caso de Zipline, cuyos servicios de móviles están capacitados para permitir la entrega de medicamentos a hospitales remotos en Ruanda.

Y ya podemos ver los beneficios. En Filipinas, nuestro servicio de entrega a domicilio sigue siendo muy popular entre los clientes, enviar dinero a padres y familiares que cada vez tienen más difícil acudir al punto de recogida es un acierto.  Un dron que entregue dinero de puerta a puerta sería más rápido y probablemente más barato.

De hecho, nunca habría sido tan profundo el cambio tecnológico como durante la crisis del Ébola en Sierra Leona. Mientras que nuestros puntos de pago en efectivo permanecían abiertos, la escasez de dinero en efectivo se convirtió en un problema, ya que la centran principal de distribución de dinero en efectivo fue incapaz de distribuir los fondos sobre el terreno.

Desde que Milton Friedman acuñara el término ‘dinero helicóptero’, los economistas han debatido durante mucho tiempo sus verdaderos beneficios. Quizá es en el Reino Unido donde cobre sentido la expresión… Con sus bajas perspectivas de crecimiento y su coqueteo con el populismo y el aislacionismo, tal vez unos millones distribuidos desde drones sean la respuesta.

Michael Kent, CEO y fundador de Azimo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *