La crisis en China afecta a los inversores

Sin título

Los coletazos de la crisis en China afecta a los inversores según Inverpriban.com

China, la segunda economía del mundo, parece mostrar síntomas de cansancio en el crecimiento de su PIB. Durante años, el gigante asiático acostumbrado a registrar aumentos anuales cercanos al 10%, ve como su producción industrial y la inversión internacional se estancan.  Reflejo de esta situación es la fuerte caída reciente en las bolsas del país, especialmente las de Shangái y la de Shenzen, lo cual ha provocado la reducción del valor de numerosas  empresas y la pérdida de capital para inversores locales e internacionales a la vez que ha arrastrado a la baja al resto de parqués mundiales.

Tras la llegada inminente de la crisis en China, la fuga de capitales hacia EEUU y Europa es constante y lejos de concluir, la previsión es que se acentúe en los próximos meses. Un auténtico terremoto financiero que ha repercutido muy especialmente en los pequeños inversores del país, los cuales habían acudido recientemente en masa a la compra de títulos empresariales, con lo que se demuestra que la crisis en China es una evidencia tangible.

¿Cómo van a actuar las autoridades tras la crisis en China?

Ante esta situación trágica de la crisis en China en el 2015, las autoridades de Beijing han apostado por devaluar el yuan, afectando negativamente de manera inmediata al poder adquisitivo de los ciudadanos del país, y no tanto a las grandes corporaciones, acostumbradas a resguardar sus inversiones en monedas refugio como el dólar o el euro. No obstante, dicha bajada en el tipo de cambio ha repercutido positivamente en las empresas importadoras de productos chinos especialmente de Europa, muy castigadas por las sucesivas devaluaciones del euro respecto al yuan, tal y como destaca el experto financiero Gastón Luis Apraiz de la empresa www.inverpriban.com.

La situación es incierta y los especialistas recomiendan ser muy cautos en el momento de realizar inversiones financieras en el gigante asiático, ya que si bien la fortaleza de la economía es fuerte, es evidente que la sensación de burbuja bursátil aún no ha desaparecido.  Los mandatarios tratan de acudir al rescate para evitar males mayores en la crisis de China y mantener el control, pero lo cierto es que se extiende la desconfianza en su capacidad para reestablecer la vitalidad de la economía.

¿Qué se recomienda para que la crisis en China del 2015 no afecte a las inversiones?

Ante este panorama de incertidumbre, Gastón Luis Apraiz de InverpriBan, recomienda diversificar las inversiones. En estos momentos, según él, el negocio en renta hipotecaria europea es un valor seguro y especialmente la española. Los precios de la vivienda en España llevan varios trimestres con registros positivos y todo parece indicar que la tendencia no se frenará en los próximos meses, siendo Madrid y Barcelona las ciudades más seguras y dinámicas. Los datos macroeconómicos marcan una clara recuperación en la confianza de los ciudadanos, con el consiguiente aumento del consumo, mientras las exportaciones siguen conservando la robustez que han demostrado durante el último año.

La crisis financiera en China y la desaceleración de su economía, con sus consecuencias a nivel global como son la caída del precio de las materias primas, la posible guerra de divisas en Asia y en general un menor crecimiento a nivel mundial, parece que todavía no ha tocado fondo. Los próximos meses aclararán si las medidas adoptadas por los responsables del gigante asiático dan sus frutos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *