La factura electrónica sigue siendo una asignatura pendiente en el sector primario

Las empresas del Sector Primario son las más rezagadas en la adopción de la factura electrónica, según un estudio realizado por SERES, pionero y especialista en soluciones de intercambio electrónico seguro de documentos.

El informe señala que, en 2017, sólo un 3,14% de las empresas del Sector Primario utilizó el formato electrónico para la emisión de sus facturas y un 2.78% para la recepción. A pesar de este porcentaje tan reducido, el uso de la factura electrónica en este sector creció ligeramente respecto a 2016, un 0.29% en la emisión y un 0.24% en la recepción.

Estos porcentajes se sitúan muy por debajo de los registrados en otros sectores como el de Servicios, donde el 52.19% de las empresas emiten sus facturas en formato electrónico y el 63.15% las reciben, o el Industrial, que ofrece porcentajes del 42.98% y el 29.84% en emisión y recepción respectivamente.

De acuerdo con el Estudio SERES de Implantación de la Factura Electrónica en España 2016-2017, el número de facturas electrónicas procesadas en 2017 en España ascendió a 156.656.072 documentos, un 32,19% más que en 2016. Del total, 129.806.396 documentos, un 35,2% más que en 2016, corresponden a transacciones entre empresas (B2B), 15.970.500, un 25,7% más que en año anterior, a operaciones entre empresas y las administraciones públicas (B2G) y 10.656.072 a ventas de empresas a particulares (B2C), lo que representa un incremento del 11,13%.

Según el número de documentos, tanto en emisión como en la recepción, Madrid, Cataluña y Andalucía lideran el ranking; seguidas de las Comunidades del País Vasco y Valencia. En cuanto al número de empresas que facturan electrónicamente por Comunidad Autónoma, 2017 fue un año de cambios. Así, Madrid, Valencia y Andalucía lideran el ranking de empresas que emiten facturas; seguidas de un segundo grupo de formado por País Vasco, Cataluña, Castilla y León y Galicia.

Por su parte, en la recepción, Madrid, Cataluña y Andalucía encabezan el ranking de empresas; seguidas de Valencia, Castilla y León, País Vasco y Galicia. En el caso de Cataluña, el estudio refleja una reducción del 4,96% en el número de empresas que emiten facturas electrónicas y del 1,89% en el número de documentos; lo que ha podido deberse a la situación de inestabilidad del segundo semestre del 2017.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *