La fiscalidad de los fondos de inversión: 3 de cada 10 españoles no saben cómo tributan

Con la campaña de la renta en pleno apogeo las dudas sobre cómo tributa cada producto financiero o cómo podemos desgravarnos impuestos se multiplican por miles. Uno de los productos que más dudas trae son los fondos de inversión. De hecho, aunque las ventajas fiscales son una de sus características principales, el 37,1 % de los españoles no sabe que estos productos las tienen, de acuerdo con un estudio realizado por el comparador financiero HelpMyCash.com. Por ello, aquí te explicamos las ventajas fiscales de los fondos, cómo tributan una vez saquemos el dinero de ellos y qué ocurre si nuestro fondo ha tenido pérdidas en vez de beneficios.

Cómo tributan los fondos en el momento del rescate

La ventaja fiscal de los fondos de inversión nos permite no tributar por la rentabilidad que obtengamos hasta sacar el dinero. Además, permite el traspaso entre distintos fondos sin que se considere un rescate del dinero, pudiendo así cambiar de fondo tantas veces como queramos sin tributar. Una vez disponemos de una parte o de la totalidad del dinero de un fondo de inversión Hacienda realizará una retención del 19 % sobre el rendimiento.

Realizar la declaración de la renta de los fondos

Al realizar la declaración de la renta los fondos de inversión tributan en el IRPF como rentas del ahorro y se deberán incluir en la casilla 294. Otra ventaja de la tributación de los fondos es que los rendimientos del capital mobiliario y las ganancias patrimoniales ahora se pueden compensar, es decir, las ganancias y pérdidas se compensan entre ambos, aunque con limitaciones

Con este cómputo se asignará el tramo de impuestos que tributaremos que será del 19 %, para ganancias de hasta 6.000 euros, 21 %, entre 6.000 y 50.000 euros, y del 23 % para ganancias superiores a los 50.000 euros. Como al sacar dinero del fondo Hacienda ya nos cobró el 19 %, si no subimos de tramo no tendremos que volver a pagar por estas rentas en concreto.

Gastos desgravables con un fondo de inversión

Además, existen ciertos gastos de un fondo que se podrán desgravar como la comisión por suscripción, la de reembolso y la de gestión o custodia. Igualmente este tipo de gastos ya se habrán descontado directamente por parte de la entidad que custodia el fondo, por lo que no debemos preocuparnos por rellenar el borrador de la renta con casillas adicionales. Si no han sido restados por la entidad, deberemos realizar la resta entre estos gastos y las ganancias y será la cifra que incluiremos en la casilla 294 del borrador antes mencionada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *