La Inteligencia Artificial mejora entre un 25% y un 50% el nivel de acierto en la gestión del riesgo de crédito

La sede del Instituto de Estudios Financieros (IEF) ha acogido la conferencia “IA y su impacto en el mundo financiero”, llevada a cabo por el economista y presidente de AIS Group, Ramon Trias. Durante la ponencia, Trias ha asegurado que la Inteligencia Artificial existe desde hace décadas, pero ha sido el adelanto tecnológico el que le ha permitido situarse como un elemento determinante para sectores como la sanidad, la logística, la industria, los recursos humanos o las finanzas. “Los ordenadores de hace 30 años eran 500.000 veces más lentos que hoy. Esto quiere decir que un cómputo que antes tardaba un mes ahora está listo en poco más de 5 segundos” ha asegurado Trias.

La explosión de la Inteligencia Artificial y las técnicas de Machine Learning han permitido al sector financiero aplicar algoritmos y técnicas que multiplican la capacidad de acierto en los modelos de gestión del riesgo de crédito. Según Trias, los resultados obtenidos en proyectos recientes revelan que el nivel de acierto en los modelos de concesión y seguimiento del riesgo de crédito mejoran entre un 25% y un 50% cuando se utilizan algoritmos de machine learning ante las técnicas tradicionales. Estos resultados quedan reflejados en el índice Gini que, según Trias, pasa del 50% o 60% a situarse cerca del 90%. “Es un porcentaje de acierto altísimo”, ha asegurado el ponente.

Pero la Inteligencia Artificial se muestra también clave en un aspecto importante para la banca y el sector financiero: la ciberseguridad. “Cada vez el malware es más avanzado y utiliza técnicas de Inteligencia Artificial. No se limita a tumbar los sistemas de las compañías, sino que hay ataques más elaborados de robos de información progresivos y ataques masivos y automatizados” ha alertado el presidente de AIS Group.

Según el presidente de AIS Group, firma que lleva generando valor a las empresas a través de sistemas de predicción y optimización desde hace más de 30 años, el tiempo de la Inteligencia Artificial no es futuro, sino presente. En este sentido, ha recalcado la necesidad de contar con una IA controlada y combinada con el papel del experto financiero, que sigue jugando un papel clave. “El experto es el que hará que estas técnicas generen valor consiguiendo mayor predicción, efectividad y rentabilidad”, ha concluido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *