La preparación previa es fundamental para exportar

Sin título

DHL ha participando en el evento South Summit de Madrid donde ha desarrollado una ponencia en la que facilita las claves para poder exportar con garantías de éxito es este complejo mercado.

Nicolás Mouze, director de marketing y ventas de DHL Express Iberia ha desarrollado una ponencia en el espacio Startup School, que bajo el título “Reflexiones para comenzar a exportar”, ha expuesto a los emprendedores las principales claves para iniciar un proceso de internacionalización de éxito, para lo cual la preparación previa es un factor fundamental.

El principal punto de partida para la exportación es valorar las oportunidades de negocio exterior, en relación con los costes, riesgos asociados a cada destino, fluctuación de las divisas y legalidad vigente en cada país.

Los costes y barreras aduaneras, unidos a los riesgos de cada destino son factores fundamentales en este proceso. En relación a los riesgos, según el Barómetro Global de Corrupción 2013, un 25% de las personas consultadas afirman haber pagado en alguna ocasión para poder acceder a servicios diversos, especialmente en algunos países de África y Asia. Esta es una de las razones por las cuales el conocimiento del país de destino, sus características, condicionantes políticos y culturales es de vital importancia para la gestión de los negocios.

La preparación previa a la exportación incluye investigar cómo son los clientes o potenciales clientes, si el producto está sujeto a cuotas o restricciones, cuáles son los hábitos y costumbres en cada país, si la empresa exportadora cuenta con herramientas digitales apropiadas, así como medios de pago compatibles con los usos locales y especialmente cuáles son los Incoterms preferentes en cada destino y los mejores socios para llevar a cabo las transacciones.

En cuanto a los trámites aduaneros, según ha explicado Nicolás Mouze, existen diversas barreras a tener en cuenta, que varían desde las tasas y la codificación TARIC de los productos, pasando por las gestiones administrativas, inspecciones y análisis de muestras, costes de almacenaje, etc., hasta factores como el embalaje exigido en cada destino o la necesidad de contar con un importador registrado.

El tipo de transporte también es fundamental a la hora de exportar, puesto que condiciona los tiempos de tránsito de las mercancías. Los tiempos de recogida, gestión aduanera, envío, y recepción varían sustancialmente entre el transporte express que puede ser gestionado en 24-48 horas o la carga marítima, por ejemplo, en la que el tránsito tiene una duración más extensa.

Respecto al comercio electrónico, es importante conocer previamente las cifras de gestiones online en cada país. China, EEUU, Reino Unido, Japón y Alemania son algunos de los países que lideran el ranking del e-commerce internacional, pero asimismo conocer el índice de retornos en dichas transacciones sirve para valorar cuáles son los destinos más apropiados, ya que, por ejemplo, los países europeos tienen unos índices de devoluciones mucho más elevados que países como China, Japón o Rusia, por ejemplo. Factores como la regulación, la gestión de la logística inversa y contar con unos canales de distribución apropiados, son también condicionantes a tener en cuenta.

Según Nicolás Mouze: “Exportar es más sencillo cuando estás preparado. Si se conoce el target, la regulación los costes y las características del destino, la internacionalización funciona”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *