La UE alerta a los usuarios de Internet de las múltiples amenazas a las que se enfrentan

En el curso de un proyecto de investigación desarrollado a escala de la UE por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) se retiraron más de 4 000 archivos que contenían programas malignos o potencialmente no deseados de más de 1 000 sitios web sospechosos de compartir ilegalmente contenido protegido.

Los 4 000 archivos maliciosos procedían de aproximadamente 100 programas informáticos malignos desarrollados a título individual, a menudo comercializados como software útil para los usuarios, incluidos instaladores de juegos falsos y programas gratuitos para acceder a contenido pirateado y transmitirlo.

Los archivos consistían en programas informáticos malignos u otros programas que, una vez descargados, podían acceder a los datos personales almacenados en ordenadores y dispositivos. Los archivos extraídos por los investigadores procedían de sitios web y de aplicaciones móviles sospechosas de compartir películas, música, videojuegos y programas de televisión pirateados, y estaban diseñados para atraer a los usuarios y conseguir que compartiesen los datos de sus tarjetas de crédito, sus contraseñas de acceso a las redes sociales u otras informaciones personales.

Las conclusiones de la investigación han sido publicadas hoy en el primer estudio oficial de la UE sobre los riesgos de la infección por programas informáticos malignos procedentes de sitios web sospechosos de infringir los derechos de autor. El estudio, realizado por la EUIPO en colaboración con la organización de Naciones Unidas: United Nations Interregional Crime and Justice Research Institute (UNICRI), recopiló programas informáticos malignos de los sitios web y aplicaciones móviles en dos ocasiones. Los 200 GB de archivos maliciosos que se obtuvieron fueron analizados por la Europol, la agencia de la UE para la cooperación policial, utilizando el sistema de análisis de programas informáticos maliciosos de Europol (EMAS, por sus siglas en inglés).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *