Las universidades públicas, ejemplo de transparencia para las privadas, que siguen progresando

La universidad pública de Cantabria y la privada Vic-Central de Catalunya son las universidades más transparentes de España, cumpliendo con la totalidad de indicadores que evalúa el informe Examen de transparencia 2016. Así se desprende de este análisis, realizado por la Fundación Compromiso y Transparencia (FCyT), que examina la transparencia voluntaria en la web de las 49 universidades públicas y 26 universidades privadas españolas.

La mejoría, en el caso de las universidades públicas, ha sido notable desde la publicación del primer informe hace seis años, logrando en esta edición de 2016 que un 55% de los centros sean clasificados en el grupo de Transparentes, un 41% en el de Translúcidos y solo dos (4%) en el de Opacos. Además, el 80% de universidades públicas cumplen en esta edición con 20 o más indicadores de un total de 27.

Por este motivo la Fundación Compromiso y Transparencia anuncia una nueva generación de informes orientada más hacia la gobernanza, los resultados y la información económica de los centros públicos. En la próxima edición se explicará el rumbo y las nuevas exigencias, que tomarán de referencia las recomendaciones del informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas del año 2015 y las reuniones mantenidas por la Fundación con los responsables de gestión y control de las universidades, con el objetivo de seguir ayudando a los centros universitarios públicos a prosperar en términos de transparencia y buen gobierno.

El informe de 2017 sí analizará, sin embargo, a las universidades privadas cuyos resultados siguen teniendo un amplio margen de mejora. Solo tres universidades (12%) alcanzan la categoría de Transparentes (Vic-Central de Catalunya, Nebrija y Navarra) en la presente edición y siete la de Translúcidas (27%), siendo la mayoría aún catalogadas como Opacas (61%).

La transparencia en las universidades públicas

Las universidades públicas han seguido aumentando este año el grado de transparencia en prácticamente todas las áreas evaluadas. Solo disminuye el porcentaje de cumplimiento en la información relativa al Gobierno por incluir este año por primera vez un indicador sobre la publicación de las actas de las reuniones de los órganos de gobierno, que cumplen, a pesar de la novedad, un 55% de las universidades.

La información que menos publican los centros públicos es la relativa al perfil de su equipo docente; los resultados obtenidos, sobre todo académicos y de empleabilidad de sus egresados; los datos sobre la demanda y oferta de plazas de las titulaciones, y, dentro de la información económica, el informe de auditoría externa.

Destacan los datos obtenidos sobre la publicación de la misión y la información sobre el personal y los alumnos, tres áreas que alcanzan niveles de más del 90% de cumplimiento.

Progresa adecuadamente para las universidades privadas

El caso de las universidades privadas dista aún mucho de los buenos resultados cosechados por las públicas.

En el análisis por indicadores, solo la información ofrecida sobre los alumnos y la misión de la universidad alcanza más del 75% de cumplimiento, la máxima lograda, siendo el área referente a información económica el que obtiene peores resultados (19% de cumplimiento).

Únicamente en la información relativa al perfil del claustro las universidades privadas superan a las públicas; por este motivo el próximo año serán exclusivamente los centros privados los que sean examinados, reitera el documento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *