¿Les conviene a los bancos subir las comisiones?

Los años de la crisis económica han pasado factura a las entidades de crédito y 2016 no ha sido una excepción. La situación ha provocado que muchos bancos se planteen un cambio en el modelo de negocio, basado principalmente en el beneficio que obtienen entre el coste de financiarse y el beneficio de prestar ese dinero.

Uno de los cambios por los que han apostado más entidades es el de cobrar más comisiones y más caras y así compensar los malos resultados. En total, en 2016 ingresaron 26 millones de euros por comisiones. Sin embargo, al mismo tiempo otros bancos han anunciado nuevos productos sin comisiones, por lo que cada vez es más común encontrar productos libres de estos costes. De hecho, desde el comparador de finanzas personales han elaborado una herramienta que permite calcular el coste anual de las comisiones y ofrece propuestas para dejar de pagarlas.

Así fue 2016 para los bancos

Los balances de la banca se han visto fuertemente alterados en 2016 por dos situaciones clave. La primera ocurrió en marzo y fue el anuncio de Mario Draghi de que los tipos de interés del Banco Central Europeo se rebajaban hasta el 0,0 % y desde entonces se mantienen así.

La segunda situación ocurrió recientemente. Se trata de la resolución del TJUE que dictaba que los bancos debían devolver las cantidades cobradas de más por la cláusula suelo desde la fecha de firma de la hipoteca, lo que supondrá un duro golpe para todos aquellos bancos que aplicaron estas cláusulas en el pasado.

A partir de aquí, los bancos se han puesto manos a la obra en busca de soluciones y alternativas que les permitan seguir presentando unos buenos resultados. Lo que los usuarios ya hemos experimentado: nuevas comisiones o aumento del interés de algunas hipotecas y préstamos.

Entidades que van a contracorriente

A pesar de todas las noticias que hacen referencia a un aumento de las comisiones, al mismo tiempo hemos visto como muchos bancos anunciaban la eliminación de estos costes, sobre todo, de las cuentas que se gestionan íntegramente desde internet.

Un claro ejemplo de banco que ha utilizado esta política ha sido Bankia. Recientemente decidió eliminar las comisiones a los mejores clientes de la entidad (los que domiciliaran sus ingresos) y a comercializar una cuenta y una hipoteca también libre de estos costes. ¿El resultado? Ha conseguido captar 172.293 nuevas nóminas, lo que supone un incremento del 6,9 % con respecto a la subida que experimento esta partida en 2015.

Entonces ¿cuál sería la solución?

Mientras unos defienden la política de cobrar comisiones por todos los servicios prestados y así compensar los malos balances, otros bancos van a contracorriente y parece que no les va mal.

Desde HelpMyCash.com opinan que lo que deben hacer los bancos es encontrar un equilibrio. Lo más probable es que los clientes rechacen algunas comisiones, ya que no pagarán por servicios que pueden encontrar gratis en otras entidades, como una comisión de mantenimiento de una cuenta. Sin embargo, si pagarían por otros servicios como, por ejemplo, para disponer de un gestor personal para las inversiones. Para ello, los bancos podrían suprimir las comisiones de las operaciones que pueden realizar los clientes directamente, es decir, las operaciones realizadas desde la banca online y aumentar las de los servicios en los que se implique directamente el personal de la entidad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *