Lo que el verano se llevó

Las altas temperaturas han dejado seco el ambiente y también el sector de los productos de ahorro españoles. La primera entidad en mover ficha tras el inicio del verano fue Banco Santander, que el pasado 10 de julio rebajó el saldo máximo remunerable de su famosa Cuenta 1|2|3 hasta los 6.000 euros (antes 10.000). La medida ha tenido un notable impacto sobre los intereses que ganan los titulares, que ahora, tras descontar impuestos y comisiones, se quedan en 6,15 euros mensuales como máximo (antes 14,25). La Cuenta 1|2|3 sigue siendo rentable si se mantienen más de 3.000 euros, atendiendo únicamente a los intereses (recordemos que la cuenta tiene otras ventajas como la devolución de hasta un 3% del importe de los recibos).

El recorte se justifica por el escenario de tipos de interés “en mínimos históricos”. Un motivo que los ahorradores llevan años escuchando. Según cálculos del comparador de cuentas bancarias HelpMyCash.com, tras las distintas tandas de cambios aplicadas por el Santander desde el lanzamiento de la cuenta la caída con respecto a las ganancias iniciales ha sido del 78%.

Pero el Santander no ha sido ni la primera entidad ni la última en pasar la tijera sobre sus productos de ahorro. Hace unos días, el mercado amanecía con una nueva noticia: WiZink había rebajado la rentabilidad de su depósito a 18 meses del 0,85% TAE al 0,50%. Horas antes, Coinc le daba un pequeño susto a sus clientes al estilo Santander: aunque la cuenta mantenía intacto el 0,30% TAE, el saldo máximo remunerable caía de 35.000 euros a 10.000. La medida ya afecta a los nuevos clientes, aunque los actuales seguirán disfrutando de un techo de 35.000 euros hasta el 1 de octubre.

“El motivo por el que hemos tenido que tomar esta decisión es la situación de los tipos de interés en el mercado, en mínimos desde hace años. Esto nos obliga a realizar este tipo de ajustes, muy a nuestro pesar”, alegaba Coinc.

La hermana mayor de Coinc, Bankinter, también ha maniobrado en este sentido este mes. Su Depósito Nexo ha caído del 0,40 al 0,30% TAE. Se trata de un depósito a un año disponible solo para los titulares de la Cuenta Nómina de Bankinter y contratable desde 10.000 euros. El mes de agosto se ha cobrado otra víctima más. Los titulares de la Cuenta Naranja de ING, otrora la reina del mercado, han visto reducida su rentabilidad del 0,05% al 0,01% TAE.

En caída libre

Los rumores sobre una posible subida de los tipos oficiales en 2019 y la posibilidad de que se sitúe la facilidad de depósito en el 0%, ahora en terreno negativo, no han conseguido frenar la sangría que llevan tiempo viviendo estos productos. No obstante, a pesar del efecto que ha tenido Draghi sobre los productos de ahorros españoles, no todos han salido igual de mal parados.

Justamente a finales de julio Openbank sorprendía a todos con el lanzamiento de una cuenta remunerada para nuevos clientes que domiciliasen su nómina en la entidad con un más que llamativo 3% anual durante seis meses para un importe máximo de hasta 15.000 euros (0,40% anual para el saldo que exceda de esa cifra).

En mayo fue EBN Banco quien rompió el mercado con el lanzamiento de sus depósitos Sinycon. Disponibles a través de Internet, se pueden contratar con un plazo de entre tres meses y cinco años y la rentabilidad máxima alcanza el 1,46% TAE. Al ser un banco español, cuenta con la cobertura del FGD nacional.

Muchos bancos no pagan nada a sus impositores, ya que tienen que mantener pesadas estructuras de sucursales y de personal. Nosotros, apoyándonos en la tecnología, podemos trasladar ese no coste en forma de rentabilidad a nuestros clientes”, afirmaba el pasado mes de junio José María Alonso Gamo, director general de EBN Banco, en una entrevista realizada por el comparador HelpMyCash. “De todas formas, es lógico que toda entidad cuando se está dando a conocer lo haga con productos atractivos para el inversor”, añadía.

La banca extranjera capta a españoles a golpe de rentabilidad

Los depósitos extranjeros contratables desde España por Internet se encuentran, actualmente, entre los más rentables, con intereses que llegan hasta el 2% TAE. La difuminación de las fronteras europeas ha favorecido el trasvase de capitales de un país a otro y la tecnología lo ha catapultado. Ahora, es posible contratar un depósito en Italia, Austria o Francia sin salir de casa, con un par de clics y con la cobertura de los fondos de garantía de dichos países.

Aunque los españoles llevan tiempo pudiendo contratar depósitos en otros países de forma online, como los plazos fijos franceses de CA Consumer Finance, filial del gigante Crédit Agricole, o varios depósitos en bancos malteses, ha sido la llegada del supermercado de depósitos europeos Raisin lo que ha potenciado el interés por estos productos. La plataforma da acceso a los españoles a más de 50 depósitos en una decena de países, todos ellos garantizados y con rentabilidades superiores a la media de España.

Por ejemplo, a un plazo de un año o menos, Raisin nos permite aspirar a rentabilidades de hasta el 1%, como las que ofrece el italiano Banca Sistema o el búlgaro BACB. A medio plazo, unos tres años, podemos conseguir, por ejemplo, un 1,35% TAE con el francés Younited Credit y a largo plazo, cinco o diez años, más de un 1,50% con bancos como el portugués Atlântico.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *