Los españoles le pierden el miedo a los préstamos por Internet

El auge de Internet ha cambiado el comportamiento financiero de los españoles. Si hace cinco años solo un 26% estaba dispuesto a solicitar financiación por Internet, en 2018 la cifra de los que no descartarían solicitar créditos online se disparó hasta el 83%, de acuerdo con un estudio elaborado por la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef).

De los 801 encuestados, el 14% cree que probablemente no financiaría la compra de un producto o servicio a través de Internet y solo el 3% está seguro de que no lo haría. Por el contrario, el 59% de los participantes de la Encuesta sobre uso e imagen de la financiación en los servicios y consumo 2018 opina que probablemente si recurriría a un préstamo online y un 24% dice estar seguro de que financiaría la compra de un producto por la Red.

La intención de uso aumenta notablemente entre aquellos que ya se han financiado por Internet alguna vez. En este caso, el 96% estaría dispuesto a volver a hacerlo.

Los créditos online satisfacen a los consumidores

Dos de las razones que explican el incremento de la penetración de la financiación online son la satisfacción de los consumidores con este servicio y la sensación de que por Internet también se ofrece la información necesaria para contratar un préstamo.

Concretamente, tres cuartas partes de la muestra consideran que cuando contrata créditos online dispone de toda la información que necesita. Por otra parte, el nivel de satisfacción se ha incrementado también. El pasado año el 96% de los prestatarios que había usado Internet para financiarse consideraban que la experiencia había sido buena o muy buena.

Pero ¿cuántos se han financiado realmente por Internet? De acuerdo con el estudio de Asnef, en 2018, el 39% de los internautas usaron este servicio; un 24% contrató la financiación online directamente en el comercio, mientras que el 22% restante contrató un préstamo personal. En 2016 solo el 28% lo habían usado.

La firma electrónica también ha ayudado. Ahora, se puede firmar el contrato de un préstamo a distancia, lo que agiliza considerablemente el proceso. La opinión de los consumidores sobre este proceso ha mejorado. El 76% cree la firma electrónica es más ágil, un 61% que es igual de transparente que el proceso tradicional y un 58% que es totalmente segura.

Cómodo y barato

La financiación online no solo es cómoda, sino que también es barata, según el ranking de los mejores préstamos personales del comparador financiero HelpMyCash.com. Actualmente, algunos de los préstamos personales más económicos del mercado se contratan por Internet, como el Crédito Proyecto de Cofidis que tiene un tipo de interés a partir del 4,95% (la media en España para los créditos al consumo era del 6,73% en noviembre según el Banco de España), el Préstamo Naranja de ING desde el 5,95% TIN, el préstamo personal de Cetelem desde el 6,95% y el préstamo personal de Openbank, también disponible desde el 6,95% TIN.

Una de las ventajas que comparten los créditos virtuales es que muchas veces no tienen comisión de apertura (es el caso de los cuatro anteriores), mientras que en la banca tradicional los gastos de formalización también son habituales.

En cuanto a la financiación online que se contrata en los e-commerce, su principal ventaja, sin duda, es la comodidad, ya que puede solicitarse en el mismo momento de la compra y de vez en cuando hay campañas muy atractivas. Por ejemplo, hasta el 27 de marzo Apple permite financiar las compras cuyo importe sea de al menos 150 euros en un plazo de entre tres y doce meses al 0% TAE, es decir, sin intereses ni comisiones.

Las campañas de financiación sin intereses son habituales en las grandes cadenas comerciales, pero es importante prestar atención a las comisiones, tal y como apuntan los expertos de HelpMyCash: “el 0% es muy atractivo y muchos comercios lo utilizan para incentivar la contratación de la financiación en el punto de venta, pero hay que fijarse en si la ausencia de intereses está acompañada de cero comisiones, ya que en muchos casos los establecimientos aplican una comisión de formalización”.

Atención al cliente a distancia

Contratar un préstamo por Internet no implica que no podamos solucionar cualquier duda con un gestor. De hecho, nunca deberíamos contratar un préstamo sin haber leído el contrato y sin tener claro todos los puntos que afectan a la financiación. Para solucionar cualquier duda, los bancos y las financieras ponen a disposición del cliente varios canales telemáticos para solucionar dudas, como el teléfono, el e-mail o las redes sociales. Algunas entidades, incluso, permiten al cliente chatear en tiempo real con un gestor del banco o responden dudas a través de WhatsApp.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *