Nuevo informe Future of Multi-Cloud sobre el futuro de los entornos multi-cloud en EMEA

F5 Networks acaba de publicar el informe Future of Multi-Cloud, en el que un grupo de expertos analiza cómo está siendo la aproximación de las organizaciones de EMEA a los entornos de múltiples nubes y predice cómo van a influir estos entornos en la evolución de sus negocios durante los próximos cinco años.

El nuevo informe ha sido realizado por la compañía de investigación Foresight Factory, en base a distintos estudios propios sobre la realidad que se vive en 25 países de EMEA y a una serie de entrevistas con un grupo de expertos en áreas como cloud, estrategia empresarial o consultoría tecnológica.

Según las cifras citadas en el estudio, el 81% de las empresas afirma tener en marcha una estrategia multi-cloud. Por otro lado, en el Cisco Global Cloud Index se estima que en 2021 el 94% de las cargas de trabajo y las instancias de cómputo serán procesadas por centros de datos en la nube. Finalmente, el video en streaming y la actividad en redes sociales son los principales contribuyentes al aumento continuo de esta tendencia hacia la nube; solo los usuarios de Netflix consumieron más de mil millones de horas de contenido de video por semana en 2017.

El informe FOMC se estructura en cinco secciones:

Una nueva era de innovación empresarial

Si bien algunos de los expertos que participan en este informe no están de acuerdo con ciertos aspectos sobre cómo será la evolución de la nube, existe un consenso generalizado a la hora de defender la idea de que aquellas organizaciones que retrasen la adopción de un entorno multi-cloud serán cada vez más irrelevantes.

En el informe FOMC se dice que para las compañías cada vez será menos importante el factor coste a la hora de iniciar la transición, a medida que los proveedores de servicios cloud sigan proponiendo más casos de uso interesantes. Por otra parte, tecnologías como la inteligencia artificial (AI) y el aprendizaje automático ocuparán un papel fundamental a la hora de impulsar niveles más altos de automatización, dejando obsoletas las barreras existentes en la actualidad con respecto a la nube múltiple.

Hacia una agilidad, eficiencia y ahorro de costes sin precedentes

La adquisición de los conocimientos básicos sobre todo aquello relacionado con la nube se está convirtiendo en un requisito a medida que se acelera el progreso tecnológico en la región de EMEA. Con una estrategia multi-cloud, las empresas pueden asignar cargas de trabajo a las nubes públicas que sean más adecuadas para determinadas tareas específicas, alcanzando la velocidad, agilidad y seguridad necesarias. Si se aprovechan con inteligencia, las oportunidades que brinda la nube múltiple se reflejarán en los resultados y en la confianza del cliente a través de la excelencia del servicio.

Superar la brecha de capacidades

El informe FOMC revela cómo la fuerza de trabajo evoluciona más despacio que los desarrollos tecnológicos y los requisitos del negocio. Mantener el conocimiento existente en silos o no incrementar la colaboración dentro de las empresas puede agravar aún más la aprehensión y la falta de conocimiento sobre los entornos multicloud.

Salvaguardar el futuro y construir confianza

Las áreas de ataque se expanden a un ritmo vertiginoso, con unos ciberdelincuentes que disponen de unas herramientas cada vez más sofisticadas y destructivas. Si las arquitecturas multi-cloud no se gestionan adecuadamente, todo lo relacionado con la seguridad de las aplicaciones resultará cada vez algo más complejo.

En este contexto, el informe FOMC enfatiza en la importancia de poder desarrollar e implementar rápidamente aplicaciones y servicios escalables en cualquier plataforma, en cualquier lugar y en cualquier momento. La implementación de un ecosistema robusto que integre soluciones cloud y de seguridad ayudará a crear servicios de TI end-to-end que brinden un mayor contexto, control y visibilidad sobre el panorama de amenazas.

Afrontar al compliance

El Reglamento General de Protección de Datos de la UE (GDPR) es la legislación más completa y de mayor alcance de su tipo. Sin embargo, el informe FOMC concluye que a largo plazo no resultará suficiente y que en un plazo de cinco años se requerirá un estándar global para la protección de datos.

La regulación de un mundo digital sin fronteras es uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los gobiernos de todo el mundo y que precisa de la colaboración de las empresas. Mientras tanto, las organizaciones deben cumplir con la legislación existente, algo que la creciente influencia de la computación en la nube viene a complicar aún más.

Las variables de la infraestructura TIC, como la disponibilidad de los centros de datos y la fiabilidad del ancho de banda, también pueden suponer un impacto en la adopción de un entorno de múltiples nubes. Por ejemplo, el informe FOMC señala que las empresas de Oriente Medio y África tienden a tener diferentes configuraciones de nubes múltiples que la mayoría de los mercados occidentales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *