Observatorio Laboral de FEDEA – Cuarto Trimestre de 2017

El Instituto Nacional de Estadística publicó ayer 25 de enero el balance del cuarto trimestre de 2017. El número de ocupados ha descendido en 50.900 personas en este último trimestre, situando el número de ocupados según la Encuesta de Población Activa prácticamente en 19 millones de personas. Los cambios intertrimestrales, sin embargo, están afectados intensamente por la diferente estacionalidad que muestra el empleo en nuestra sociedad y, en consecuencia, la tendencia en el empleo se percibe mejor al comparar los cambios interanuales.

En este sentido, a modo de balance, 2017 cierra con 490.300 personas ocupadas más que hace exactamente 12 meses, con 471.100 personas desempleadas menos, y con un aumento de 112.600 personas inactivas. Para finalizar, apuntar que la población de adultos en España crece en 131.700 personas.  Estos datos, aunque muestran cambios netos en stock, y por ello es preciso ser cuidadoso al interpretarlos, sugieren que el importante descenso en personas desempleadas se ha producido principalmente por su absorción en el mercado laboral.

Análisis Regional

Distribución de los mayores de 16 años

Si bien el porcentaje de mayores de 16 años ocupados en el total nacional es del 49%, las disparidades regionales son sustanciales. Las regiones del Noreste (Baleares, Cataluña, Aragón, Navarra, La Rioja y el País Vasco) junto a Madrid, presentan tasas de ocupación superiores al 50%, mientras las regiones del suroeste, principalmente Extremadura y Andalucía, junto a Asturias, presentan tasas de ocupación por debajo del 44%.

Otro aspecto a destacar es la disparidad Este-Oeste en la incidencia de la inactividad. Las tasas de inactividad son muy superiores en el eje Oeste, lideradas por Asturias, con un 49% de inactivos entre su población adulta. El caso opuesto lo representa Madrid, donde la tasa de inactividad no alcanza el 37%.

Finalmente, las diferencias en las tasas de paro revelan el ya mencionado eje Norte-Sur. La tasa de desempleo nacional se sitúa en 16,5%, pero Navarra (9,6%) y el País Vasco (10,6%) ofrecen tasas de paro que tienen poco que ver con las que presentan Extremadura (25%) y Andalucía (24%).

Ocupados

El observatorio destaca las disparidades regionales más interesantes en cuanto a la composición de ocupados, así como a su evolución.  En este sentido, 54 de cada 100 ocupados en España son varones, y todas las regiones presentan una presencia minoritaria de mujeres, que sin embargo ofrece diferencias dignas de mención. Asturias y Madrid se acercan a la paridad por sexo, pues la presencia de mujeres representa el 48%, situación que contrasta con la que ofrecen Extremadura o Castilla la Mancha, con una representación femenina en el empleo del 40%.

Por otra parte, en cuanto a la composición del colectivo de ocupados por edad, Asturias y Castilla y León destacan por la alta incidencia de ocupados mayores de 45 años – prácticamente la mitad. En el otro extremo se sitúa Baleares, que es la región más “joven” de España en cuanto a ocupados se refiere y que tiene mucho que ver con el hecho de que las actividades de hostelería se realizan mayormente con población relativamente joven.

En cuanto a la temporalidad en el empleo de los asalariados, ésta se sitúa en el 27%, muy parecida a la existente hace exactamente un año. En la comparativa regional se vuelve a visualizar un eje norte-sur muy claro, en el que en regiones como Extremadura, Andalucía y Murcia la temporalidad alcanza al 35% de los asalariados. Madrid lidera las tasas de temporalidad más bajas, con el 18,2% y disminuyendo un punto porcentual con respecto al año anterior.

Finalmente, destacar que la Jornada Parcial ha disminuido ligeramente del 15,3% al 14,7% en los últimos doce meses, y que la Comunidad Valenciana, con el 17,3%, lidera las tasas de temporalidad seguida del País Vasco (16,8%).

Parados

En los últimos 12 meses el número de desempleados ha disminuido en 471.100, dejando el número total de desempleados en 3.766.700. Este observatorio presenta las diferencias regionales más destacables en cuanto a su composición y evolución.

Cabe destacar, en primer lugar, que la mujer es mayoritaria en el colectivo de parados (52%). Este hecho se produce en todas las regiones exceptuando Baleares (40%), el País Vasco y Cantabria. Destaca, además, el cambio tan notable que ha sufrido la composición de los parados por sexo en muchas regiones en el último año. Ha habido un importante aumento en la incidencia de mujeres en el colectivo de parados en Aragón (del 45% al 58%), en Castilla León (del 49% al 55%) y en Castilla La Mancha (del 48% al 56%). Estos cambios tan sustanciales están sin duda relacionados con la segmentación ocupacional por género que existe en nuestro país.

Si bien no se observan cambios muy notables en la composición de empleo por edad y por educación, sí cabe destacar el notable descenso en el paro de larga duración, cuya incidencia ha descendido del 60% al 54%. En este sentido se percibe un cambio sensible en la incidencia del paro de larga duración en 2016 frente a 2017. Es especialmente destacable el descenso en su incidencia en regiones como La Rioja, o Murcia, donde se aprecian descensos de más de 10 puntos porcentuales. Este cambio representa sin duda una excelente noticia, aunque queda todavía mucho camino por recorrer.

Destacados regionales:

Navarra es la CCAA con menor tasa de paro (9,63%). Sin embargo, las diferencias por sexo han aumentado en el último año, desciendo para los varones (7,8%) pero aumentando para las mujeres (11,7%).

Baleares es la única CCAA donde el paro femenino es menor al masculino.

El paro juvenil aumenta el último año en Asturias en 11 puntos, situándose entre las regiones con mayor desempleo juvenil: un 46,4%. Por el contrario, en Aragón éste disminuye en 13 puntos, posicionándose entre las regiones con menor incidencia del desempleo juvenil, el 25,9%.

La agricultura desaparece en Madrid: tan sólo el 0,05% de sus ocupados trabajan en este sector. Sin embargo, en Extremadura la agricultura sigue ganando peso con un 14% de ocupados.

Navarra es la región con mayor peso de la industria (27,3%) y con menor incidencia del sector servicios (62,7%).

En Madrid la tasa de temporalidad es la más baja del estado: el 82% de los asalariados tienen un contrato indefinido. Especialmente preocupante es la cifra observada en Extremadura, con 38% de temporalidad, 5 puntos más que hace un año.

Navarra tiene a los desempleados más jóvenes: es la región mayor peso de los menores de 25 años y menor peso de los mayores de 44.

La duración del desempleo es especialmente baja en Baleares, donde el 39% de los desempleados llevan menos de 3 meses buscando un empleo y el paro de larga duración sólo alcanza a 36% de la población.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *