Poligamia bancaria: los beneficios de jugar a dos bandas

El concepto de poligamia hace referencia al régimen familiar que permite la pluralidad de cónyuges. La poligamia en una pareja puede parecer complicado de mantener, sobre todo comparándola con una relación romántica tradicional. Pero si hablamos de la poligamia con los bancos ya es otro tema. De hecho, los expertos del comparador financiero helpMyCash.com recomiendan ser clientes de más de un banco a la vez.

A pesar de que puede ser beneficioso tener cuentas en más de un banco, los españoles son muy fieles a su entidad y no tienen previsto abandonarla. Según el I barómetro de Innovación Financiera 2018 elaborado por Funcas, casi la mitad de los españoles son clientes únicamente de un banco.

Pero la poligamia bancaria no implica cambiar un banco por otro, sino ser cliente de más de una entidad a la vez. Y esta es la gran ventaja, porque la realidad y la experiencia nos han demostrado que un solo banco no puede satisfacer todas nuestras necesidades.

Tener el dinero bajo control

Para conseguir que un banco nos haga sentir completos, deberíamos asegurarnos de que cumple con cuatro puntos básicos que están relacionados con la cuenta corriente, los ahorros, la financiación y los extras, que los detallaremos más adelante. Y en el contexto actual en el que vivimos no hay ningún banco que disponga de las mejores condiciones para estos cuatro puntos, por lo que con la poligamia bancaria podremos satisfacer todas estas necesidades.

En cuanto a la cuenta bancaria, se trata de buscar una entidad que permita disponer de una cuenta con la operativa habitual gratuita. Además, si domiciliamos la nómina conseguiremos otras ventajas, como regalos, descuentos o rentabilidad.

En cuanto a los ahorros, si no tenemos perfil de inversor, debemos buscar una cuenta de ahorro, pero que esté separada de la cuenta de los gastos del día a día. Y teniendo en cuenta el panorama de los tipos de interés actuales (al 0 %), solo una minoría de entidades ofrecen cuentas de ahorro con condiciones interesantes. Por el contrario, si somos un perfil que prefiere invertir, debemos buscar un banco que ofrezca productos adaptados a nuestros objetivos de rentabilidad.

Encontrar los productos con las mejores condiciones

Cuando se trata de buscar financiación, ya sea una hipoteca o un préstamo, la elección de banco se complica. La reacción más natural es pedirle a nuestra entidad qué nos puede ofrecer. Sin embargo, no siempre será la mejor opción. Compensa pedir ofertas en más de un banco a la vez y así comparar los precios. En caso de encontrar un producto mejor, podemos contratarlo en otra entidad sin necesidad de cancelar los productos que ya tenemos abiertos en el primer banco.

Y finalmente los extras. Si, por ejemplo, somos viajeros, nos interesará buscar una cuenta que nos permita acceder a todos los cajeros del mundo sin pagar comisiones. En ese sentido, las nuevas entidades fintech suelen ofrecer esta ventaja. Pero la gran mayoría de ellas no permiten ingresar dinero en efectivo, por lo que necesariamente necesitaremos otra cuenta que respalde a esta. Otro extra son los seguros, no todas las tarjetas ofrecen la misma cantidad de seguros gratuitos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *