Poner símbolos en el asunto de un email puede mejorar un 25% el ratio de apertura

8272413608_a4814339d2

Con motivo del Día Internacional del Correo que se celebra el 9 de octubre para conmemorar la fundación ese mismo día en 1874 de la Universal Postal Union (UPU) en Berna (Suiza),  acens ha desvelado ocho consejos para hacer un uso más eficiente del email y lograr un mayor índice de eficacia en las campañas de email marketing.

Así, del análisis de una muestra de  más de  30.000 envíos de newsletters, acens ha comprobado, entre otras recomendaciones, que poner símbolos en el asunto de un email puede mejorar hasta un 25% el ratio de apertura de una newsletter; que el próximo año uno de cada dos emails se abrirán desde un dispositivo móvil o que cuatro de cada cinco usuarios borra un correo si no lo lee bien desde el dispositivo con el que está interactuando.

Y es que el email marketing, gracias a herramientas intuitivas como Tu Boletín, es una de las formas de comunicación más eficaces por su bajo coste y alto impacto en los clientes. Para que el email no se convierta en el peor enemigo de nuestros clientes, acens da algunas pautas para incrementar la efectividad de las campañas de emailing que depende de algunos factores como el contenido del email –que debe aportar algo a los lectores– o un asunto atractivo –que hará aumentar la tasa de apertura–.

1) Cuidar el asunto del email. Es una elección crítica. Tanto para llamar la atención del usuario e incrementar la tasa de apertura de una campaña, como para aumentar el porcentaje de clics. Por ejemplo, poner símbolos en el asunto de un email puede mejorar hasta un 25% el ratio de apertura.

2) Determinar el objetivo. Decidir si queremos llamar la atención –una alta tasa de apertura–, queremos generar tráfico a nuestra web –incrementar los clics en una determinada zona de la newsletter y que derive en tráfico a nuestra web– o monetizar alguna oferta –analizando el número de ventas o ingresos generados por los usuarios que clicaron en el emailing–.

3) Cuidar el contenido. Un emailing con una tasa de apertura alta no tiene por qué tener un gran porcentaje de clics, y viceversa. Esto puede ocurrir porque el asunto interesó a muchas personas pero el contenido interior no enganchó a tantos, porque no se cuidó bien el diseño o no se adaptó a todo tipo de soportes. Por ejemplo, cuatro de cada cinco usuarios borra un email si no lo lee bien desde el dispositivo con el que está interactuando.

4) No abusar del CCO. Con cualquier aplicación de correo electrónico puedes meter todas las direcciones en el campo CCO (Con Copia Oculta), pero el problema es que a los destinatarios les llega vacío el campo “Para:”. Aunque puede parecer un detalle nimio, lo cierto es que para determinados envíos –de un currículum, una propuesta formal de negocio…– esta opción no resulta muy elegante, ya que el usuario sabe que el mismo correo se ha enviado a muchas otras personas y no se sentirá especial. Es mejor usar una herramienta de Email Marketing para envíos masivos y evitaremos este problema.

5) Vigilar el tamaño. Aunque en el ámbito personal el espacio del email no suele ser una preocupación, en el ámbito corporativo puede ocurrir que la recepción de correos esté restringida por cuestiones de operatividad y seguridad a un determinado tamaño máximo. Por eso, el tamaño del mensaje es otro de los aspectos a tener en cuenta, ya que a menor tamaño mejor son valorados los emailings.

6) Innovar en el contenido. No sólo hay que captar la atención del usuario con el asunto, sino que también podemos engancharle con el contenido de nuestra newsletter incluyendo elementos como GIFs animados para presentar una aplicación o servicio de forma rápida –el primer fotograma del GIF debe ser el más ilustrativo por si la animación no funciona–, con banners llamativos –hay que evitar que sean excesivos o invasivos– o con enlaces de texto contextualizados que aporten valor añadido a lo que lee el usuario.

7) No encasillarse. No hay una hora clave para todos los tipos de emailings ni todos los usuarios o sectores de negocio reaccionan igual. Aunque sí existe un consenso de que las mejores tasas de aperturas son por la mañana –los usuarios suelen consultar su buzón de correo al comenzar el día– y al mediodía, y que las mejores tasas de clics y conversión en ventas online se consiguen por la mañana y por la noche.

8) Usar analítica y datos en tiempo real. Dada la infinidad de variables para elaborar y distribuir una newsletter, las herramientas de análisis son vitales para conocer cómo interactúan nuestros receptores y planificar mejor los siguientes envíos; saber por qué no se han entregado nuestros emails –por ejemplo configurando un registro SPF–…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *