¿Por qué el TIN y la TAE no son iguales si el préstamo no tiene gastos adicionales?

Cuando buscamos financiación uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es el precio. Para conocer el coste de los préstamos personales debemos fijarnos en dos porcentajes muy importantes: el TIN y la TAE. El TIN (tipo de interés nominal) será el coste efectivo del crédito, es decir, lo que el prestamista nos cobrará por prestarnos determinada cantidad de dinero. La TAE (tasa anual equivalente) incluye todos los costes asociados al préstamo como el TIN, las comisiones y los productos vinculados. De esta manera, la TAE siempre será, por estar incluida dentro de los cálculos, más alta que el TIN, según nos explica el comparador de productos de financiación HelpMyCash.com. No obstante, no todas las ofertas de créditos al consumo tienen comisiones ni vinculaciones y sin embargo el TIN y la TAE en estas ofertas siguen siendo distintos, aun cuando no hay ningún otro coste adicional más que los intereses que pagaremos. ¿Por qué?

El TIN forma parte del cálculo de la TAE

Hoy en día podemos encontrar una gran cantidad de préstamos personales sin comisiones, sin vinculaciones y sin ningún tipo de coste asociado, pero incluso en ellos estos dos porcentajes, que en teoría deberían ser idénticos, no lo son. Entonces, si no hay gastos adicionales, ¿por qué no son idénticos? La respuesta es sencilla: la frecuencia de los pagos, según nos explica el comparador HelpMyCash.com de acuerdo con la información del Banco de España.

La TAE es una fórmula matemática compleja que mide el coste total de los préstamos personales de manera anual, no obstante, los créditos al consumo se suelen reembolsar en cuotas mensuales, por lo que esta pequeña diferencia en su cálculo hace que la TAE y el TIN no sean idénticos. El tipo de interés nominal de un préstamo solo coincidiría con la tasa anual equivalente en el caso de que este se formalizase sin comisiones ni otros gastos asociados y se reembolsase con una frecuencia anual.

¿Por qué es importante tener en cuenta la TAE?

Como hemos visto la TAE incluye en su porcentaje el TIN y las comisiones y vinculaciones. Por esta razón es importante prestarle especial atención, ya que nos permitirá conocer el coste global del crédito. Además, es una medida estandarizada para todos los créditos al consumo en España, lo que nos permite realizar una comparación más rápida y ágil entre varias ofertas y saber cuál será más económica de un vistazo.

Además, si solo miramos el TIN, corremos el riesgo de que la oferta que nos interesa tenga varios productos vinculados con costes adicionales que deberemos contratar y varias comisiones a pagar que harán que la TAE aumente. Así, un préstamo con unos intereses (TIN) muy bajos, pero con muchos costes adicionales podría ser más caro que uno con un TIN más elevado, pero sin otros gastos asociados. Por ello, comparar su coste a través de la TAE nos permitirá conocer su precio final.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *