¿Qué es el Cloud Networking?

El Cloud Networking representa una nueva manera de desplegar y operar redes de acceso distribuidas. Ofrece capacidades de gestión de red a nivel empresarial para los puntos de acceso Wi-Fi, conmutadores y routers, mediante una infraestructura en la nube que requiere poca o ninguna inversión de capital en plataformas hardware y software adicionales o en recursos de TI.

Al contrario de las soluciones tradicionales alojadas localmente, el Cloud Networking simplifica las tareas altamente complejas para convertirlas en extremadamente sencillas, lo que permite a las organizaciones desplegar localizaciones en cuestión de minutos y operar redes distribuidas mediante una consola centralizada, ofreciendo niveles de control centralizado y una visibilidad de red sin precedentes. Asimismo, permite el crecimiento transparente sin cuellos de botella causados por componentes de red heredados como los controladores de LAN inalámbrica y soporta de la misma manera las sedes centrales y las localizaciones remotas, lo que reduce de manera significativa la necesidad de intervención local y los desplazamientos para el mantenimiento

Beneficios y características del Cloud Networking

El Cloud Networking es una solución potente y ofrece un amplio abanico de ventajas en comparación con los sistemas de gestión de red tradicionales basados en controladores. Debido a su flexibilidad y escalabilidad transparente, el Cloud Networking es ideal para las empresas de cualquier tamaño y sector. Incluso en sectores o regiones que tradicionalmente han confiado en despliegues “on-premises” (en sus instalaciones), debido a preocupaciones acerca de la seguridad y disponibilidad, cada vez más se están trasladando a la nube. La única verdadera excepción hoy en día es con empresas que tienen la obligación firme de tener soluciones “on-premises”, con un departamento de TI interno encargado de su mantenimiento, debido a menudo a lo específico de un sector concreto o a requisitos legales.

Sencillez y eficiencia

Se podría decir que el mayor beneficio del Cloud Networking es su sencillez, gracias a su capacidad para gestionar de modo centralizado redes cableadas e inalámbricas unificadas. Sin embargo, existen más características que mejoran todavía más las capacidades de gestión en la nube e incrementan la eficiencia operativa. Entre ellas están:

  • Gestión de red centralizada
  • Gestión unificada
  • Actualizaciones automatizadas
  • Gestión escalonada de filiales o localizaciones
  • Analíticas de rendimiento de red comparativas

Flexibilidad

Una de las características más atractivas de la nube es la elasticidad – para escalar hacia arriba o hacia abajo de forma transparente, según la demanda cambiante. Para el Cloud Networking, una plataforma subyacente singular es la clave para permitir la escalabilidad en las redes de cualquier tamaño y en diferentes niveles de soluciones – todo esto soportando a la vez las compras iniciales de hardware para evitar actualizaciones costosas. Es por ello que ya si se opta por una nube pública o privada, la plataforma adecuada es crucial a la hora de planificar, crecer y actualizar la red en la nube. El Cloud Networking permite:

  • Expandir el tamaño de la red
  • Vía de actualización transparente hacia nuevas características
  • Soporte completo para cualquier elección de despliegue
  • Un conjunto de hardware de red a medida que crece y actualiza la red

Eficiencias de costes

Adoptar el Cloud Networking reduce significativamente el coste de desarrollar y operar una red de acceso en comparación con alojarla en sus propias instalaciones, lo que ofrece:

  • Reducción de la inversión en hardware y software
  • Reducción de los recursos para el despliegue y mantenimiento de sistemas
  • Opciones para mover a gastos operativos
  • Mantenimiento de sistemas y resolución de problemas simplificados

APIs de red abiertas y analíticas Big Data

Las plataformas avanzadas de Cloud Networking pueden recoger multitud de información valiosa sobre los dispositivos, clientes y aplicaciones que se ejecutan en las localizaciones centrales o remotas de la red, y agregarla en un conjunto de datos al que se puede acceder mediante APIs para que los clientes puedan extender la funcionalidad de la plataforma de red, desarrollando sus propias aplicaciones e integraciones de sistemas para permitir nuevas analíticas y perspectivas, crear un mejor compromiso con el usuario de red, e incrementar las eficiencias operativas.

Una ventaja adicional de algunas plataformas de gestión en la nube es la capacidad de aprovechar los datos de red anonimizados procedentes de los despliegues de red colectivos para la analítica Big Data, enriqueciendo todavía más los usos que permiten las APIs, por ejemplo, con analíticas de red comparativas, machine learning y aplicaciones API.

  • Un portfolio de APIs
  • Un ecosistema de aplicaciones
  • Un programa de desarrolladores

Como resultado de estas ventajas inherentes, la adopción del Cloud Networking está creciendo continuamente, siguiendo la tendencia general de trasladar la infraestructura de TI a la nube, y consumiéndola como un servicio (as-a-Service) en vez de alojarla localmente. La IaaS está experimentando el incremento más rápido de todos los servicios cloud, con una previsión de tasa de crecimiento anual compuesto del 29,7% hasta el año 2020.

 

Jesús Barrajón González, country manager Iberia de Aerohive Networks

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *