Qué es la ‘surcharge fee’ que cobran los cajeros y cómo puede pasarte factura si vas al extranjero

El surcharge fee es la comisión que nos cobrarán las entidades que no son nuestro banco por operar en sus cajeros. Esta comisión ha existido desde siempre; cada vez que utilizábamos un cajero de otro banco que no era el nuestro, la entidad trasladaba esta comisión a nuestro banco que la unía con su propia comisión y nos la repercutía. Según nos explica el comparador de tarjetas HelpMyCash.com, de acuerdo con la regulación actual, esta comisión solo podrá ser una, la cobrada por la entidad propietaria del cajero, y no nos la podrán cobrar directamente, sino que el banco del que utilicemos el cajero se la repercutirá a nuestro banco y será este quien decida si nos la cobra o no según los acuerdos con cada entidad. No obstante, cuando salimos fuera de España las cosas pueden cambiar.

¿Por qué es peligrosa especialmente en el extranjero?

Aunque la regulación en España es clara por el Real Decreto-ley 11/2015 y solo permite que se cobre una única comisión, fuera de España nos podrán cobrar las dos comisiones: la surcharge fee del banco extranjero donde utilicemos el cajero si la tiene y la que nos aplique nuestro propio banco. Esto sin contar con la comisión por cambio de divisa si sacamos dinero en una moneda distinta al euro.

En la Unión Europea la regulación dice que la comisión surcharge fee no podrá ser superior al 0,2 % por disposiciones de efectivo a débito, pero lo cierto es que no se impone un límite en la comisión que nos cobre nuestro propio banco, lo que hará que lo que nos cobren pueda subir sin límite. Aunque igualmente son varias las entidades que deciden no cobrar a sus clientes una comisión por sacar dinero fuera, nos explica HelpMyCash.com.

Este último punto podría ser un arma de doble filo. Muchas entidades, aunque no nos cobren una comisión por sacar dinero en otro país, comunican esto como una ventaja promocionando “disposiciones de efectivo gratis en todo el mundo”, pero dejando que sí que nos podrán repercutir la surcharge fee. Esta comisión nos aparecerá siempre en la pantalla del cajero si el banco desde donde sacamos dinero la cobra.

De esta manera, si viajamos al extranjero y queremos sacar efectivo con nuestra tarjeta, sin conocer las comisiones que nos cobrará nuestro banco o el banco que utilizamos, lo que nos costará puede acabar siendo una lotería.

Las alternativas para evitar la ‘surcharge fee’

No debemos desesperar, aunque las comisiones de los bancos por disposición de efectivo estando fuera de España pueden parecer algo liosas, existen bancos que no solo no nos cobrarán esta comisión, sino que tampoco nos repercutirán la surcharge fee del banco que utilicemos estando fuera del país, nos explica HelpMyCash.com. Una alternativa muy atractiva si vamos a viajar al extranjero este verano.

Actualmente no hay muchos bancos que ofrezcan esta alternativa, pero Abanca, N26 o Revolut son algunas de las entidades que sí permiten sacar dinero realmente gratis de cualquier cajero del mundo y que además tampoco cobrarán comisión por cambio de divisas, aunque con algunos límites. En el caso de Abanca y N26, se limita a cinco veces al mes en cualquier cajero del mundo y con Revolut el límite es de 200 o 400 euros, según la tarjeta de la que seamos titulares. Por otro lado, Santander también permite sacar dinero sin ningún coste o comisión en cualquier cajero de Banco Santander del mundo.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *