Se consolida la recuperación de la economía y del empleo

Sin título

El desempleo en mayo descendió en 117.985 personas, lo que representa el mayor descenso en la cifra de parados registrados en este mes de toda la serie histórica. Además, en términos desestacionalizados el paro ha disminuido en 34.817 personas, el mejor dato de mayo de toda la serie histórica.

El saldo de los últimos doce meses refleja una caída del desempleo en 357.354 parados registrados, con una tasa interanual del -7,82%, siendo igualmente el mayor descenso interanual de toda la serie histórica. Nos encontramos, por tanto, con veinte meses consecutivos de descenso del paro, en términos interanuales, desde octubre de 2013, lo que demuestra que se consolida la recuperación de la economía española y del empleo

En cuanto a contratación, el total de contratos registrados en mayo aumentó un 7,86% respecto al mismo mes del año anterior, con 114.716 contratos más. De esta forma, el número de contratos contabilizados en mayo ha ascendido a 1.573.293. Del total, 124.605 fueron indefinidos (el 7,92% del mes).

En coherencia con el descenso del paro, los datos de afiliación a la Seguridad Social muestran un incremento respecto al mes anterior en 213.015 personas, el mayor crecimiento mensual registrado en la serie histórica, con la excepción de los meses de mayo, junio y julio de 2005 en los que se procedió a la regularización de los inmigrantes en España, lo que confirma un paso más en la mejora del comportamiento del empleo. El número de afiliados ocupados se sitúa en 17.221.310. Resulta positivo que en términos interanuales la afiliación aumente en 592.937 personas. De esta forma se consolida una tasa interanual positiva y creciente (3,57%).

Desde el optimismo al que invitan los datos de los últimos meses y el realismo del paro que aún soportamos, desde CEOE insistimos en la necesidad de profundizar en el proceso de reformas, sobre la base del diálogo y la concertación social,  dirigidas a incrementar la competitividad de  las empresas españolas y a impulsar e incentivar la actividad económica y la creación de empleo.

Los esfuerzos deben centrarse en dotar a las empresas de un marco regulatorio flexible  que refuerce su capacidad de adaptación a la realidad cambiante y en impulsar iniciativas para apoyar a las empresas en el proceso de recuperación y de esta forma avanzar en la creación de empleo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *