Se reducen el crédito comercial en mora y los plazos de pago, aunque todavía 7 de cada 10 facturas se abonan con retraso

La morosidad empresarial se redujo seis décimas en el último trimestre de 2014, respecto del trimestre anterior y cerró el año en 94’2 puntos, el menor registro del año, según mide el Índice Sintético de Morosidad Empresarial, que se recoge en el Boletín de Morosidad y Financiación Empresarial que elaboran CEPYME y la Dirección General de Industria y de la Pyme y que se ha presentado esta mañana. Según este informe, tanto los períodos medios de pago como el crédito comercial en mora han experimentado una reducción en el último trimestre del pasado año. Así, el período medio de pago ha bajado de los 82’6 días a 81’5 días, aún lejos de los 60 que marca la ley. Por su parte, el crédito comercial en mora representaba a finales de 2014 el 70’8% del total de facturas pendientes de pago, porcentaje que, pese a suponer una reducción respecto del trimestre anterior, refleja que todavía 7 de cada 10 facturas se pagan con retraso. Por otro lado, la morosidad de dudoso cobro se mantiene en niveles muy elevados. Así, en diciembre de 2014 el período medio de impago se situó en 1.086 días, lo que supone que durante 2014 el período medio de impago ha crecido en 84 días. El coste financiero de la deuda comercial entre las empresas fue de 1.611 millones de euros en 2014, lo que, pese a la tendencia a la baja que se viene registrando en los últimos meses, sigue siendo un nivel muy elevado que equivale al 0’1% del PIB. Por lo que respecta al tamaño de las empresas deudoras, las pequeñas empresas presentan plazos medios de impago alrededor de 88 días menores que las grandes y 123 días menores que las empresas medianas. En cuanto a los sectores de actividad, la mayoría de ellos ha visto reducirse sus períodos medios de cobro. El sector químico (-8’2 días), el de la madera y mueble (-3’6 días) y el del papel y artes gráficas -2’6 días) son los que más descensos registran. Por el contrario, los del textil y agroalimentario han registrado incrementos de 4’4 y 1’8 días, respectivamente, en los períodos medios de cobro. El Boletín de Morosidad y Financiación Empresarial es una publicación trimestral para el seguimiento y la vigilancia de la morosidad en las operaciones comerciales entre empresas, que ofrece los datos procedentes de fuentes oficiales y empresariales acerca de la evolución del comportamiento de pago entre las pymes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *