Sólo el 23% de los departamentos de RRHH de las empresas españolas están digitalizados

Talentia Software y Grupo BLC han presentado el estudio sobre “Las claves de la situación actual de las empresas en España y el nivel de digitalización de los departamentos de recursos humanos”, realizado por la Fundación Personas y Empresas.

El planteamiento de este estudio ha sido profundizar sobre la realidad digital de los departamentos de RRHH en la actualidad, teniendo en cuenta el tamaño de las organizaciones, el sector al que pertenecen, el número de trabajadores y la estructura de los propios departamentos de personas, para lo cual han colaborado en esta encuesta 246 organizaciones con cerca de 300.000 empleados. Más de la mitad de los departamentos de RRHH de la muestra tenían menos de diez personas, aunque también están representadas empresas con departamentos específicos con más de 20 profesionales.

De entre las primeras conclusiones que se derivan del informe, quizás la más sorprendente es que todavía cuando se habla de digitalización, transformación digital, revolución tecnológica, etc., la mayoría de los encuestados piensa en la cuestión de la oficina sin papeles, y que aún queda mucho por hacer. Quizás sea responsabilidad de todos, desarrolladores, integradores, porque la transformación digital no viene tanto de invertir e implementar nuevas tecnologías (que también: cloud, mobility, big data) sino de transformar la organización (aprovechando eso sí las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías digitales).

Dicho de otra manera, el cambio debe empezar en las personas y en la manera en que colaboran y llevan a cabo sus tareas. Y en este sentido, según el estudio, el porcentaje de tiempo y recursos (selección, formación, gestión salarial, salud laboral…) que destinan los departamentos de RRHH a todos y cada de los empleados suelen estar por debajo del 20% del gasto total. Solo el desarrollo del talento parece estar por encima de esa cifra, llegando al 30%, lo que indica que las empresas al menos están en la buena dirección y priorizan sus presupuestos a este campo.

Esto puede deberse al bajo nivel de digitalización que tienen aún los departamentos de RRHH (solo el 23% tienen algún nivel de digitalización) lo que dificulta y lastra el desempeño de otras funciones, la automatización de tareas y en especial establecer correlaciones y predicciones futuras. Si no se puede medir no se puede progresar.

Así, solo el 44% tienen identificadas las habilidades y competencias digitales de las personas que componen la empresa, y de forma total no llegan al 10%. Pero al menos un 65% realizan de alguna forma cuadros de mando integrados con datos (desempeño, retribución, contratación, compromiso, etc.). Eso significa que aún hay un 35% que manifiesta que no hace una integración de datos, un campo a explorar para poder ofrecer soluciones integradoras.

Modernizar los departamentos con herramientas de última generación es posible con las modalidades de pago por uso y otros tipos de licenciamiento. Por ejemplo, la planificación estratégica de plantillas de forma predictiva basada en escenarios no existe en casi un 75%, haciendo casi imposible la incorporación de nuevas técnicas de planificación estratégica para planes de sucesiones, identificación de puestos claves, mapas de talento, mapas de carrera, etc.

Pero lo más sorprendente de todo es que casi un 14% de las empresas no ofrecen ningún tipo de report de RRHH a los Comité de Dirección. Es igual de llamativo que el grado de desarrollo sea tan dispar entre todas las empresas encuestadas, unas perfectamente alienadas a las nuevas tesis de RRHH Analytics (10%) y otras con metodologías caducas. Y menos de la mitad utilizan modelos como Learning by Doing, Agile, Design Thinking, etc.

Así que la buena noticia es que aún hay mucho por hacer, y que sin duda la asesoría laboral y la gestión de RRHH es un mercado con unas posibilidades de crecimiento importantes.

Formación y outsourcing

El 50% aún no ofrecen cursos internos o externos sobre digitalización. Es contradictorio, basándonos en que un 23% de las empresas tienen “algún nivel” de digitalización y que un 70% tiene claro que hay que potenciar la digitalización. Lo contrario que cuando se pregunta por la selección interna o externa de candidatos, si se utiliza canales digitales propios o externos, ya que el 88% han contestado que sí. Por lo tanto, donde parece que más se utiliza la digitalización es en los canales de selección, pero también parece evidente que los job posting no son propios y utilizan herramientas de contratación tipo Linkedin, Infojob, Easyrecruit, etc.

Un dato que apoya esta tesis es que en más de un 61% de las compañías se hace outsourcing de procesos relacionados con RRHH, y parece que son otros departamentos o terceros los que les ayudan, aunque no es de forma habitual, ya que solo el 28% de las empresas consultadas manifiesta que si utilizan los servicios de empresas consultoras, asesoras o implantadoras en transformación digital de RRHH. Y el resto es posible que sean ayudados por otros departamentos internos (de clientes o de negocios).

¿Existe una estrategia digital más allá de implementar nuevas tecnologías?

En conclusión, es evidente el nivel de mejora que queda aún por producirse en los departamentos de RRHH de las empresas españolas para avanzar en la digitalización, así como la incipiente creación de departamentos de HR Analytic. Sin embargo, el estudio también destaca el interés por parte de las empresas por la digitalización, ya que han demostrado que es uno de los temas prioritarios y muchas de ellas están trabajado en ello. Es llamativo que el grado de desarrollo sea tan diferente en todas las empresas.

Pero antes de implementar nuevas tecnologías tenemos que pensar la estrategia que va a seguir nuestra empresa, ya que la transformación digital no viene tanto de implementar nuevas tecnologías sino de transformar la organización aprovechando las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías digitales. En la transformación digital, la tecnología es sólo una parte de la ecuación, donde reside realmente el reto es en la gestión del cambio.

De cara a proveedores, tanto de programas específicos como de consultoría, hay que tener en cuenta que hay que trabajar en tres elementos clave: saber trasladar una visión estimulante y transformadora, tener la capacidad de involucrar a la organización y ayudar a la creación de una hoja de ruta. Sin embargo, todavía hay un punto más crítico a superar: los presupuestos que tienen las empresas son limitados para invertir en la digitalización y es posible que sea debido al pensamiento que tienen algunos directores de RRHH de que la digitalización es una “moda pasajera”. Y eso es lo erróneo y lo que hay que cambiar de verdad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *