Sweetspot identifica alternativas para hacer frente al Dark Social en la era del big data

En plena era digital, las redes sociales se han establecido como una forma de interacción a gran escala, sin embargo, aún queda un pequeño espacio reservado para compartir únicamente con amigos, familiares, etc. Este reducto tiene una particularidad, y es que el contenido se comparte, generalmente, a través del teléfono móvil, por lo que queda siempre en privado. No existe forma de cuantificar los datos que se envían por privado, por lo que las empresas pierden unas métricas valiosas. En este sentido Sweetspot, identifica una serie de alternativas para hacer frente al Dark Social.

¿Cómo hacer frente a un enemigo “invisible”?

El Dark Social se define como el tráfico que se genera cuando un usuario comparte una URL, aunque las métricas lo identifican como tráfico directo. El contenido que se comparte a través de plataformas de mensajería o por mensajes privados a través de redes sociales son “invisibles” para las herramientas de seguimiento, que son incapaces de analizar estos canales.

Este es, sin duda, uno de los grandes obstáculos a los que se enfrentan las empresas, ya que, según los últimos estudios de Radium One, el Dark Social supone el 84% del contenido que se comparte. En otras palabras, un porcentaje muy elevado del tráfico directo que las empresas analizan tiene un origen desconocido. Una de las principales conclusiones que se pueden extraer de este dato es que, debido a que no puede ser medido, las métricas de las empresas pierden precisión, y por tanto el nivel de veracidad de los informes baja enteros.

Llegados a este punto, es necesario buscar alguna solución que permita optimizar la veracidad de los datos recogidos. A pesar de que por el momento no existe una fórmula definitiva, se recomienda 3 posibles caminos:

  • Botón de compartir: en primer lugar, una de las opciones más recomendables consiste en ofrecer a los usuarios una forma más rápida, sencilla y directa de compartir contenido. El botón de compartir, además, cumple doble función, puesto que no sólo facilita al usuario la acción de compartir el contenido, sino que también sirve a la empresa como herramienta de medición.
  • Segmentación avanzada: herramientas como Google Analytics permiten hacer una aproximación acerca del tráfico generado a través del Dark Social. Este tipo de herramientas permite segmentar las URLs entre aquellas que sean cortas y fáciles de recordar de aquellas que tienen una mayor extensión. La clave de esta acción reside en que es mucho más improbable que un usuario escriba una URL de mayor longitud, por lo que (aunque no existe una garantía total) suelen asociarse a tráfico generado por medio del Dark Social.
  • Acortar los links: Como consecuencia de la posibilidad anterior, acortar los links surge como otra alternativa. Tener URLs más cortas y más llamativas sin perder un ápice de los parámetros de medición es sin duda una forma de combatir el Dark Social, ya que es mucho más probable que un usuario lo escriba directamente en la barra del navegador, por lo que aumenta la veracidad de los niveles de tráfico directo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *