Tecnología al servicio del trabajo del futuro

Hoy en día es raro que haya una reunión sin que algún participante se una por videoconferencia o al menos con una llamada de teléfono. Esto, sin la tecnología apropiada, conlleva problemas con el audio y la imagen, malentendidos y sobre todo, pérdidas de tiempo.

Con los medios adecuados, las videoconferencias son productivas, permiten la participación de todos los asistentes y la toma de decisiones de una manera mucho más rápida que una cadena interminable de emails o llamadas. También facilita la coordinación de los equipos, de sus funciones y sus responsabilidades. Para los empleados, no solo es una herramienta muy práctica para agilizar el trabajo, sino que también les permite conciliar la vida personal y profesional, facilitando que trabajen en remoto sin perder el contacto con su equipo.

Las empresas, por su parte, notarán en poco tiempo las ventajas de invertir recursos en mejorar las videoconferencias y los espacios colaborativos, como el ahorro en costes de desplazamientos y el poder contratar y trabajar con los mejores, sin influir dónde estén ubicados físicamente.

En respuesta a estas demandas profesionales, Polycom ha ido desarrollando diversas soluciones, una de las más flexibles para los distintos tipos y tamaños de empresa es EagleEye Director II.

¿Qué ventajas prácticas tiene para el día a día empresarial?:

  • Permite conectarse con facilidad.
  • La imagen se enfoca automáticamente en la persona que está hablando, sin ajustes manuales ni mando a distancia, ofreciendo una experiencia similar a la realización de televisión.
  • Cuando habla más de una persona el zoom se amplía de manera automática para incluir a todos en la imagen.
  • La propia cámara determina mediante algoritmos de reconocimiento facial si la persona que habla se dirige a alguien más en la sala o a la persona o personas que están al otro lado de la cámara.
  • Sus funciones avanzadas de vídeo hacen que las reuniones sean más “en persona” que nunca.
  • No importa el tamaño de las salas desde las que se realiza la videoconferencia, el número de personas que participan ni la ubicación de la persona que habla en cada momento.
  • Cuenta con dos cámaras y siete micrófonos integrados, para la óptima detección y encuadre de la persona que esté hablando.
  • Utilizado conjuntamente con Polycom RealPresence Clariti ofrece un amplio análisis para el estudio del retorno de la inversión (ROI). Es capaz de enviar a la infraestructura central, la información de cuántas personas están participando de la reunión al inicio, mitad y final de la misma.
  • Del mismo modo que en una reunión presencial, se fija la vista en la persona que está hablando, el EagleEye Director II replica este comportamiento en las reuniones por videoconferencia.
  • Es posible enviar la imagen de la persona que está hablando junto con la imagen general de la sala que capta la segunda cámara, de forma que no se pierde la perspectiva de una reunión de grupo cuando se lleva a cabo el encuadre, manteniendo a todos los participantes activos.
  • El movimiento de las cámaras no ha de interferir ni molestar a los participantes de la reunión para no ser en ningún momento intrusivo ni molesto.

Como explica José María Vilar-Sancho Raga, portavoz y sales manager de Polycom Iberia, “Los profesionales necesitan hoy en día poder conectarse y estar en contacto con sus compañeros fácilmente, pero también es clave el aspecto humano, poder verse y apreciar el lenguaje no verbal y no descuidar la productividad. Las videoconferencias con interrupciones continuas por la mala calidad de la imagen o el audio o por tener que parar a enfocar la cámara para saber quién está hablando, ya no tienen sentido”.

“Los líderes empresariales de hoy están experimentando una brecha tecnológica entre lo que su lugar de trabajo ofrece y la experiencia que los empleados buscan”, añade por su parte Michael Frendo, executive vice president, Worldwide Engineering de Polycom. “Tenemos la misión de desarrollar soluciones de colaboración que cierren esa brecha y no sólo hagan sentir como si estuvieras en la misma habitación, también deben ser fáciles de usar, intuitivas y no requerir formación para ser usadas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *