Telefónica y Ericsson hacen la primera demo mundial de conducción remota 5G

Telefónica y Ericsson permiten experimentar la conducción de un coche en remoto a través de una red 5G. Se trata de la primera demostración de este tipo que se puede experimentar en tiempo real y, por lo tanto, evidencia las características diferenciales de las redes 5G del futuro, cuya fiabilidad, alta capacidad de transmisión de datos y baja latencia abrirán un amplio abanico de nuevas posibilidades en diferentes mercados y sectores industriales, como el de la automoción.

En el marco de su colaboración en el estudio y desarrollo de la tecnología 5G, Ericsson y Telefónica, junto con KTH e Idiada, muestran el potencial de las redes 5G para transformar industrias como la de la automoción. La demo utiliza una red piloto 5G de Telefónica para conducir a distancia, desde los stands de Telefónica y Ericsson en la Fira de Barcelona, un coche-prototipo de KTH en el circuito de Idiada, situado en Tarragona.

Telefónica está progresando rápidamente en la construcción de una red diseñada con el futuro en mente. El inicio de las redes 5G no está atado a un único evento específico sino más bien a un proceso que la Compañía ya ha iniciado. Telefónica piensa que la evolución del LTE puede traer de forma anticipada buena parte de las características del 5G, por lo que la Compañía está enfocada en incrementar la cobertura LTE, así como su capacidad en la medida en que el tráfico lo demande y los terminales lo soporten.

Al mismo tiempo, Telefónica se está preparando para el 5G probando la funcionalidad de CloudRAN tanto en laboratorio como en pruebas de campo, desarrollando y aplicando la virtualización de la red (NFV/SDN) a un extenso número de funciones de red, trabajando en la convergencia fijo-móvil en todas las capas de red y probando a través de pilotos nuevos sistemas de antenas.

Con cerca de treinta acuerdos en torno a 5G alcanzados en todo el mundo, Ericsson y sus socios están enfocando su colaboración en el desarrollo de casos reales de uso para la industria. Ericsson estima que para 2026 habrá una oportunidad global de mercado valorada en 582.000 millones de dólares, ligada a la digitalización de la industria apalancada sobre la tecnología 5G de los operadores de telecomunicaciones. De hecho, para los operadores esto representa un potencial de crecimiento del 34% en ingresos para ese año.

Una de las aplicaciones más avanzadas de las comunicaciones táctiles (también conocido como “Internet táctil”) es la capacidad para controlar máquinas –vehículos incluidos– a través de conexiones inalámbricas. Para hacer frente a los desafíos tecnológicos que esto implica, Telefónica y Ericsson muestran de forma conjunta la capacidad del 5G para proporcionar una experiencia completamente diferente, basada en la percepción de sumergirte en la realidad, más que en concepto tradicional de conectividad.

La demo se apoya técnicamente en espectro de alta frecuencia (15GHz), con haces ultra-estrechos que siguen el coche/prototipo continuamente desde la estación base 5G –ambos situados en el circuito de Applus Idiada, a 70 Km de la Fira–, para asegurar la fiabilidad y ultra-baja latencia necesaria en toda la red que conecta los coches con la Fira, no solo en el acceso 5G sino también en la red de transporte. Varios videos 4K a través de esa red proporcionan al conductor en remoto una percepción sensorial completa y detallada.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *