Tendencias tecnológicas para el 2017 y más allá

Intel está desarrollando unas tecnologías esenciales para hacer posible unas experiencias nuevas, desde la realidad fusionada a las comunicaciones 5G, pasando por la conducción autónoma y la inteligencia artificial. De cara al 2017, se preguntó a cinco directivos de Intel sobre las tendencias tecnológicas que van a perfilar el futuro de Intel y de nuestro sector.

En 2017, los sistemas impulsados por inteligencia artificial van a pasar de la fase de exploración a la fase de adopción dentro de las empresas.

La digitalización de casi todo ha generado una enorme cantidad de datos – una cantidad mayor de la que pueden consumir, procesar y usar los seres humanos. Pero, con las tecnologías basadas en inteligencia artificial (la informática cognitiva y el aprendizaje profundo, por ejemplo), vamos a mejorar nuestra capacidad para entender, interpretar y realizar acciones de forma más efectiva con toda esa información.

Gayle Sheppard, que se unió a Intel tras la adquisición de la compañía de informática cognitiva Saffron Technology, piensa que 2017 va a ser el año en el que los sistemas para toma de decisiones basados en inteligencia artificial van a pasar de la fase de exploración a la adopción dentro de las empresas en diversos sectores. Saffron unifica lo que Sheppard denomina “datos caóticos no estructurados” con datos empresariales limpios, para extraer conocimientos de los mismos mediante el estudio de unos patrones imposibles de ver hasta la fecha. Esta capacidad va a suponer una ayuda a sectores como, por ejemplo, el de los servicios financieros, mejorando la detección y la prevención de fraudes, además de ayudar a los establecimientos comerciales a individualizar las sugerencias de sus productos para mejorar la experiencia de sus clientes. La inteligencia artificial, afirmó Sheppard, nos proporcionará en última instancia unos asistentes inteligentes para nuestra vida profesional y personal.

 La colaboración basada en el 3D surgirá como un caso de uso para impulsar la realidad aumentada/realidad virtual 

En la actualidad, la realidad aumentada y la realidad virtual (AR/VR) se asocian normalmente con los juegos o con el entretenimiento. Aunque estos usos van a ver incrementada sin duda alguna su popularidad, otra gran aplicación potencial para la realidad aumentada y la realidad virtual tiene relación con el auge de las hojas de cálculo, el procesamiento de texto y el correo electrónico. Según Remi El-Ouazzane, director de Movidius, una compañía adquirida por Intel en 2016, es probable que la colaboración en los lugares de trabajo impulse la adopción de realidad aumentada (o lo que Intel denomina “realidad combinada”).

La función va a superar al aspecto en el diseño de los vehículos

Intel tiene entre sus objetivos transformar el futuro de la conducción, además del desarrollo de la próxima generación de Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción y el desarrollo de soluciones para conducción autónoma. Kathy Winter, directora general de la División de Soluciones de Conducción Autónoma de Intel, que pasó a trabajar en Intel desde su antiguo cargo en Delphi, en donde, en 2015, fue responsable del primer viaje de un vehículo de conducción autónoma a lo largo de todo EE.UU.

En 2017, Winter espera un mayor número de vehículos de conducción autónoma en la carretera recopilando datos y abriendo el camino a la adopción generalizada de automóviles autónomos más seguros y fiables. Winter también afirma que el sector de la tecnología está acelerando el ritmo de la innovación en el sector del automóvil y cambiando el valor que damos a los vehículos.

Con las funciones teniendo un papel más destacado respecto al diseño del vehículo, el sector está preparado para las numerosas tecnologías esenciales en informática y comunicaciones que ofrece Intel. Otra unidad de negocio de Intel con una tecnología realmente atractiva para el futuro del transporte es el Programmable Solutions Group (PSG) de Intel, conocido hasta la fecha como Altera. Dan McNamara, director general del PSG, indica que, como los dispositivos programables FPGA se pueden personalizar y reprogramar sobre la marcha, son ideales para muchas de las tareas informáticas especializadas que precisa la conducción autónoma.

En 2017, McNamara espera comenzar a distribuir un nuevo FPGA Arria 10 para automóviles, que ofrece el procesamiento de más alto rendimiento de un FPGA de 20nm, para proporcionar a los fabricantes de automóviles un impulso en sus Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (ADAS).

En 2017, los prototipos de las comunicaciones 5G van a comenzar a tomar forma

Extraer todo el potencial de la conducción autónoma requiere una red inalámbrica fiable, robusta y generalizada. Estas necesidades son la base de las redes 5G, que esperamos que se encuetren disponibles a partir de 2020, aunque ya se están realizando pruebas con ellas.

Rob Topol, director general de tecnología y empresas de 5G dentro del Communications and Devices Group de Intel espera que estas pruebas con las comunicaciones 5G experimenten un gran impulso en 2017. Un gran avance serán los prototipos utilizados para dichas pruebas. “Pasaremos de las pruebas con grandes plataformas al uso de formatos más móviles y específicos para cada segmento”, manifestó Topol. Aunque los formatos para la tecnología 5G serán prácticamente ilimitados, las pruebas realizadas muestran con toda certeza una señal de progreso.

Al contrario de la tecnología 4G, que se enfocó especialmente en hacer los smartphones más rápidos, los líderes del sector esperan que las comunicaciones 5G proporcionen una mayor velocidad de datos (1-20 Gbps), menos latencia y la capacidad necesaria para el floreciente Internet de las Cosas (IoT), así como nuevos modelos de servicio y unas experiencias innovadoras e inmersivas. Es un proyecto ambicioso que ya se encuentra en una fase muy avanzada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *