The Brando, un resort de lujo en la isla privada de Marlon Brando

Sin título

Tetiaroa es el paraíso en el Pacífico. Este pequeño atolón de 12 islas que rodean una laguna de agua turquesa en medio del océano es un lugar de postal. No es de extrañar que Marlon Brando se enamorara de su magia durante el rodaje de la película El motín de la Bounty y lo convirtiera en su refugio y su hogar. Un rincón idílico que acaba de abrir sus puertas como resort ecológico de lujo: The Brando.

Sin título 3

Con playas de arena blanca, vegetación exuberante, las palmeras junto a un mar cristalino y una riqueza natural y animal increíble, Tetiaroa ha pasado de ser la morada de los dioses y el lugar de veraneo de los antiguos reyes de Tahití a un retiro para el cuerpo y el alma de los viajeros que quieren huir del caos y el estrés diario en un entorno único.
El resort tiene 35 villas a la orilla de una laguna frecuentada por tortugas marinas, mantas rayas y pájaros exóticos. Todo el complejo se ha diseñado con total fidelidad al estilo polinesio y predominan la madera y los materiales locales, haciendo honor a la voluntad de Brando de conservar el carácter tahitiano y respetar el entorno.

Sin título 2

Grandes, espaciosas y con todas las comodidades imaginables, están pensadas para que el interior y el exterior se mezclen e interactúen.
The Brando es el sueño de Marlon: un lugar paradisíaco en el que se ha respetado el equilibrio natural de la Polinesia y al que sólo se puede llegar en avión privado. Entre los restos de los antiguos templos de este lugar sagrado para los tahitianos ahora es posible tomar el sol, desconectar y soñar frente a las mejores puestas de sol del mundo. Los precios de las villas oscilan entre 1.800€ y 9.000€ al día según temporada y número de huéspedes.

Sin título 9

Todo en este resort ecológico está pensado para estar en sintonía con el entorno. El espectacular Varua Polynesian Spa está a la orilla de un estanque en Motu Onetahi y ofrece los mejores tratamientos holísticos inspirados en las tradiciones autóctonas. La oferta de actividades es infinita y va desde excursiones en kayak por la laguna hasta el senderismo, las rutas en bicicleta o los cursos de cocina tahitiana.
A su vez, los dos restaurantes de The Brando (Beachcomber Café y Les Mutinés) ofrecen platos inspirados en la cocina Polinesia, fusión oriental y francesa cocinados con productos frescos y locales. El menú lo ha confeccionado el prestigioso chef Guy Martin del restaurante “Le Grand Véfour” de París, que tiene dos estrellas Michelin.
La combinación de todos estos factores hace que alojarse en el resort de Marlon Brando en Tahití sea una experiencia para vivirla con los cinco sentidos. ¿A qué esperas?

 

Patrícia Cuní

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *