Toshiba Mobile Zero Client presenta una nueva solución de seguridad

Toshiba ha desarrollado una oferta de servicios y tecnología específicas para el sector de la salud con los que la compañía japonesa da respuesta a los cuatro grandes retos a los que se enfrenta este sector: problemas de seguridad generados por los procesos de transformación digital, crecimiento exponencial de los ciberataques, necesidad de mayor movilidad de los profesionales sanitarios y adecuación al nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos (GDPR).

De hecho, y según el informe ‘Thales Healthcare Data Threat’ de Thales eSecurity, el 65% de los proyectos de digitalización en este sector, mediante tecnologías como IoT, Big Data y cloud, no mejoran los sistemas de seguridad. A modo de ejemplo, el servicio de salud pública del Reino Unido (NHS) experimentó un crecimiento del 46% en el número de ciberataques, durante el último semestre de 2016. Esta situación resulta aún más problemática si se tiene en cuenta que, según el GDPR, que entrará en vigor en mayo de 2018, la pérdida o robo de datos clínicos podría suponer multas de hasta 20 millones de euros o un 4% de la facturación de la empresa.

Toshiba ha basado su solución para el sector salud en la tecnología Toshiba Mobile Zero Client (TMZC), que permite ofrecer portátiles estándar con todas sus funcionalidades sin disco duro ni sistema operativo, elevando así la seguridad de los datos e información crítica. Junto a esta plataforma tecnológica, la compañía ofrece servicios de consultoría, personalización e integración y un sistema cloud para la gestión del parque de dispositivos móviles, denominado Toshiba Business Portal.

TMZC está basada en portátiles estándar que no almacenan ningún dato ni programa en el equipo y que permiten trabajar y acceder a la información a través de una solución de escritorio virtual remoto (VDI), tras la identificación del usuario mediante password o diferentes soluciones biométricas (huella o reconocimiento facial). Con ello, se impide la implantación de malware o el robo de datos y, en caso de sustracción o pérdida del terminal, el departamento TI puede deshabilitar y dejar inoperativo el equipo.

Además, Toshiba es actualmente el único fabricante de portátiles que desarrolla y fabrica sus propias BIOS, por lo que se elimina la interferencia de terceros en una parte tan sensible del equipo. En la solución TMZC, el ID del sistema y la información de la conexión a la red se almacenan en dicho componente durante el proceso de producción, por lo que su nivel de protección es superior al de cualquier otro portátil del mercado.

Asimismo, la solución, que permite a los profesionales una movilidad ilimitada, también reduce los costes de gestión y mantenimiento de la infraestructura TI, ya que estos trabajos se realizan en un servidor central, así como los operativos y energéticos, al disminuir el número de puestos fijos de trabajo y de dispositivos necesarios para equipar al personal, algo muy útil en un sector que presta servicio por turnos 24×7 y en el que los presupuestos públicos se han limitado ostensiblemente.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *