Un informe de seguridad del primer semestre de 2017 destaca la necesidad de una seguridad proactiva

Trend Micro ha presentado su “Resumen de Seguridad de la Primera Mitad de 2017: El Coste del Compromiso”, detallando las amenazas de la primera mitad de 2017, que continúan interrumpiendo y desafiando la planificación TI. Los negocios se enfrentan al aumento del ransomware, las estafas Business Email Compromise (BEC) y los ataques a Internet a Cosas (IoT), y ahora también afrontan la amenaza de la ciberpropaganda.

Trend Micro detectó más de 82 millones de amenazas de ransomware en la primera mitad del año, junto con más de 3.000 intentos de estafas BEC, lo que refuerza la necesidad de dar prioridad a la seguridad. A pesar del incremento del gasto en seguridad en los presupuestos de TI, un reciente informe de analistas de Forrester indica que los fondos no se distribuyen adecuadamente para combatir las crecientes amenazas a las que enfrentan las empresas actuales.

En abril y junio, los ataques de ransomware WannaCry y Petya interrumpieron la actividad de miles de empresas en múltiples industrias en todo el mundo. Las pérdidas globales del ataque, incluyendo la consiguiente disminución de la productividad y el coste de controlar los daños, podría ascender a 4.000 millones de dólares. Además, las estafas de BEC alcanzaron un total de 5.300 millones de dólares de pérdidas globales en la primera mitad de 2017, de acuerdo con la Oficina Federal de Investigación (FBI).

Tal y como se predijo en su momento, de enero a junio se experimentó un aumento en los ataques IoT, así como en la difusión de ciberpropaganda. En colaboración con el Politecnico di Milano (POLIMI, Trend Micro demostró que es posible que los robots industriales se vean comprometidos, lo que podría suponer daños financieros masivos y pérdidas de productividad, lo que demuestra que las fábricas inteligentes no pueden permitir descartar la importancia de asegurar estos dispositivos conectados. También se registró un mayor abuso de los medios de comunicación social con la aparición de la ciberpropaganda.

Teniendo en cuenta las herramientas disponibles en los mercados clandestinos, la proliferación de Fake News o publicidad negativa, causará graves consecuencias financieras para las empresas cuya reputación y valor de marca se verán dañados por la ciberpropaganda.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *