Ventajas de implantar una red Wi-Fi 5G en la empresa

2000px-GSM_ArchitecturePL.svg

Zebra Technologies explica las ventajas que ofrecen las redes Wi-Fi de última generación a las empresas que las implementan en cuanto a reducción de costes y aumento de la productividad de los empleados.

Cuando se trata de sistemas informáticos la velocidad es uno de los aspectos más importantes y sobre el que más se ha trabajado para  conseguir mejoras. Prueba de ello es el lanzamiento de la quinta y última generación de redes Wi-Fi 5G (Wi-Fi 802.11ac), que multiplica por mil la velocidad en comparación con las primeras redes que surgieron hace diez años.

Estos y otros avances tecnológicos hacen posible avances en el entorno empresarial que eran impensables hace unos años. Uno de ellos es el teletrabajo. Según un estudio del INE, trabajar en casa aumenta la productividad entre un 5% y un 25%, así como el número de horas trabajadas en un 11%. Otro estudio de la Universidad de Stanford, asegura que esta práctica laboral puede ahorrar costes (1.700 euros por empleado al año) así como aumentar el rendimiento en un 13% y la satisfacción de los trabajadores.

Otra de las ventajas de la tecnología Wi-Fi es que está facilitando el uso de internet móvil o la realización de transacciones comerciales. Según otro estudio del INE, los empleados del 80,7% de compañías ya utilizan banda ancha móvil y una de cada cuatro empresas realizan compras por internet, lo que también ha permitido aumentar el número de ventas online.

Las cinco ventajas principales que ofrece la tecnología Wi-Fi 5G a las empresas son: 

  1. Conectividad sencilla y segura: muchas empresas apoyan el trabajo desde casa, pero éste sigue planteando dudas. Al departamento de informática le preocupa la seguridad de las redes domésticas y a los trabajadores los costes del uso de su propio teléfono para fines laborales. La 5ª generación de redes Wi-Fi permite resolver estos problemas. Estas redes son muy fáciles de conectar con el departamento de sistemas informáticos de la empresa y garantizan la seguridad de la red estableciendo un túnel IPSEC conectado con el domicilio, lo que proporciona el mismo nivel de seguridad existente en la oficina. Además, los dispositivos de los usuarios se pueden añadir fácilmente a la red para que sea la empresa quien pague las llamadas. También es posible priorizar automáticamente las llamadas VoIP sobre los flujos de datos, de manera que las llamadas siempre sean de alta calidad y pueda supervisarse la actividad del usuario en Internet. Los puntos de acceso no autorizados se anulan (WIPS) y se ofrece diagnóstico en tiempo real para facilitar al service desk la resolución remota de cualquier problema, eliminando así muchas de las preocupaciones que plantea el teletrabajo.
  2. Los cables ya no son tan necesarios: la conexión 802.11ac ya ofrece velocidad y capacidad suficientes para no tener que depender del tradicional cable Cat. No tener que cablear las oficinas supone ahorrar el tiempo y dinero que supondrían la instalación y mantenimiento de dicho sistema de cableado y da más libertad para realizar cambios de ubicación de personal en la oficina. Además, cualquier invitado o empleado que use su propio dispositivo puede disponer de conectividad aunque no tenga puerto Ethernet.
  3. Instalación automática: los fabricantes de equipos están haciendo un gran esfuerzo para convertir las redes Wi-Fi en redes inteligentes que puedan instalarse y supervisarse fácilmente. De hecho, la creación de nuevas redes se está convirtiendo en un proceso altamente automatizado en el que los puntos de acceso se registran y los controladores se configuran automáticamente.
  4. Mayor control de la red: la seguridad y la falta de tiempo son temas que preocupan mucho a la hora de instalar una red Wi-Fi, no obstante, las redes Wi-Fi 5G están diseñadas para mejorar estos dos aspectos ya que ofrecen estándares de seguridad sólidos. Por ejemplo, los puntos de acceso no autorizados pueden ser identificados por la red y anulados de forma remota por el departamento de sistemas informáticos. También es posible configurar filtros para impedir que el personal pueda acceder a determinados contenidos o sitios web. Y, con el fin de ahorrar tiempo, las redes están diseñadas para cuidar de sí mismas. Por ejemplo, los puntos de acceso de doble banda que funcionan en frecuencias de 2,4 GHz y 5 GHz cambian su configuración en función de lo que sucede a su alrededor para mejorar el rendimiento de la red, como por ejemplo si otra empresa en las inmediaciones genera interferencias en la cobertura.
  5. Aumento de la productividad: La 5a generación de la tecnología Wi-Fi fomenta el trabajo colaborativo y flexible, lo que aumenta la productividad y reduce los costes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *